Notimex
México.- El secretario del sindicato del ISSSTE, Ricardo Pontigo Márquez, consideró que la mayoría de los trabajadores al servicio del Estado rechazarán incorporarse al Pensionissste, lo que ocasionará 10 años más de crisis financiera para el instituto.
En conferencia de prensa señaló que aunque la nueva disposición tiene beneficios para empleados y derechohabientes las reformas al sistema de jubilaciones y pensiones provocarán que casi nadie emigre sus ahorros a la afore de Pensionissste.

El dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores del ISSSTE (SNTISSSTE), dijo que los servidores públicos tienen de enero a junio para decidir por escrito a qué régimen de jubilaciones y pensiones se incorporarán, pero quien no lo haga se quedará en el viejo esquema.

"Aunque la reforma a la Ley del ISSSTE tiene algunas bondades se reflejarán en 12 y 18 meses, pero en cuatro o cinco años tendrán que revisarla para mejorarla, porque hasta ahora damos aspirinas y mejorales, cuando el paciente requiere medicina intensiva", acotó.

Dijo que como parte de los beneficios de la enmienda a esa legislación, a partir de diciembre serán retabulados 20 mil trabajadores administrativos y 14 mil enfermeras ampliarán sus horarios, lo que les traerá importantes aumentos salariales.

Comentó que por la regularización contemplada para 300 mil trabajadores de contrato, honorarios y eventuales en la Ley del ISSSTE, se prevé que en 2008 se incorporen más de un millón de nuevos derechohabientes.

Precisó que debido a esos nuevos ingresos sumados a los 11 millones ya existentes, se agravará el servicio por la falta de equipo, infraestructura y personal.

Por ello, subrayó, es indispensable que además de aumentar el presupuesto -79 mil millones de pesos- para el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), se contraten entre cinco y siete mil plazas nuevas para dar una mejor atención.