El Universal
Tras señalar que la contienda electoral quedó atrás, el Presidente se dijo dispuesto a dialogar y colaborar con la nueva legislatura para superar lo desafíos del país
Ciudad de México.-El presidente Felipe Calderón afirmó que está claro que la contienda electoral quedó atrás e inició la hora de los acuerdos.

Uno de los retos más apremiantes de México, dijo, es revertir los impactos de la crisis económica internacional.

Durante la reunión de consejeros regionales de BBVA Bancomer, el jefe del Ejecutivo destacó que es momento de entendimientos para mantener las condiciones sólidas y de estabilidad macroeconómica, porque éstas serán las que permitan enfrentar la crisis con mayor fortaleza.

Calderón Hinojosa comentó que más allá de la nueva composición de la Cámara de Diputados, el domingo pasado se observó una jornada electoral ordenada y ejemplar, lo que da cuenta de que hay instituciones democráticas.

"Hoy estoy dispuesto y el gobierno federal reitera la mejor disposición y voluntad para dialogar y colaborar con la nueva legislatura a fin de superar lo desafíos del país", agregó.

Adelantó que el Ejecutivo Federal presentará a consideración del nuevo Congreso el paquete económico 2010 para que esta Legislatura lo analice, lo discuta, lo enriquezca y en su caso, lo apruebe.

Recalcó también que será de capital importancia avanzar en el impulso a la agenda de competitividad económica a fin de darle un mayor dinamismo al mercado laboral, al marco regulatorio; así como aumentar la eficiencia fiscal y fortalecer el ambiente de competencia en el país.

Lo anterior constituirá una señal clara a los mercados e inversionistas sobre la responsabilidad en la conducción de la economía nacional en éste complejo entorno internacional.

"Es la hora de acuerdos, y la hora también de la responsabilidad con el país", reiteró.

Felipe Calderón insistió en el llamado al sector bancario y a los actores políticos y sociales a promover los cambios que el país necesita, lo que permitirá crecer a tasas más altas y generar empleos.

Hinojosa aseguró que México no puede quedar atrás en un ambiente económico global de competencia y de reacomodo de las potencias económicas del mundo.