Notimex
La fuerte presión del gobierno de México sobre las bandas de narcotraficantes provoca que éstas se sientan amenazadas, vulnerables y busquen fincar alianzas, dijo hoy un analista del Departamento de Seguridad Nacional (DHS).
Esa estrategia de alianzas está dirigida sin duda contra las autoridades, aseguró este jueves Al Peña, especialista del DHS de Estados Unidos que da seguimiento a la situación en México.

El funcionario federal estadunidense afirmó que por primera vez los carteles de la droga que operan al sur de la frontera se sienten vulnerables, lo que explica la ola de violencia que se registra en el vecino país.

'Sabemos que ellos están ahora creando alianzas para ir contra el gobierno', dijo, y reveló que el cartel de los hermanos Beltrán Leyva se acercó al grupo paramilitar de Los Zetas, que opera para el cartel del Golfo.

Un signo de ello, señaló Peña, es el creciente número de policías que han sido asesinados por las bandas de narcotraficantes.

Al participar este jueves como orador en el segundo y último día de la Conferencia y Exposición de Seguridad Fronteriza Global, Peña subrayó que México está pagando un alto precio por su decidido combate al narcotráfico.

El funcionario federal aseguró que en los últimos dos años y medio la ola de violencia desatada por las bandas de narcotraficantes ha provocado seis mil muertes en el vecino país.

La cifra, acotó, es muy superior a las más de dos mil 900 dejadas por los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, y rebasa también el número de soldados estadunidenses muertos en Irak desde el inicio del conflicto.

Ante funcionarios y especialistas en tecnologías de seguridad, Peña hizo un reconocimiento al gobierno de México, por su 'determinación' de combatir al crimen organizado.

'La administración del presidente (Felipe) Calderón ha desplegado a 30 mil militares para combatir esto', consideró el funcionario, cuya misión es coordinar la cooperación estadunidense en la lucha contra el narcotráfico en México.

Indicó que en los primeros 17 meses del gobierno de Calderón han sido extraditados 80 narcotraficantes a Estados Unidos, incluyendo a Oziel Cárdenas Guillén, el líder del Cartel del Golfo.

México también ha realizado importantes decomisos de droga y ha cortado el flujo de materia prima para la producción de otras, como la metanfetamina.

Además, dijo, a los narcotraficantes se les ha incautado importantes sumas de dinero, incluyendo el decomiso de 205 millones de dólares en efectivo a un productor de metanfetaminas.

'Esto demuestra el compromiso' del actual gobierno de México, indicó. 'En el pasado no hubiéramos visto este tipo de decomisos'.

Peña destacó la necesidad de que Estados Unidos apoye los esfuerzos que realiza el gobierno mexicano en el combate al crimen organizado.

'Es una responsabilidad compartida; un problema que amenaza la seguridad y bienestar de las personas en ambos lados de la frontera', indicó.

La segunda Conferencia y Exposición de Seguridad Fronteriza Global reúne en la ciudad estadadunidense de Austin a funcionarios gubernamentales, empresarios y especialistas en tecnologías aplicadas a la seguridad.

El evento, que concluye este jueves, es promovido por sus organizadores, como el principal foro en este país sobre seguridad fronteriza internacional.