"Llevo ya siete semanas parado y estoy deseando volver al campo, y más en el Estadio de Riazor, con nuestra gente. Ojalá el míster piense en mí para el domingo. No creo que esté para jugar los 90 minutos, lo coherente sería ir cogiendo ritmo jugando un rato", apuntó Guardado
La Coruña, España.- El centrocampista mexicano del Deportivo, Andrés Guardado, aseguró que "estoy deseando volver al campo" tras conocer que puede entrar en la alineación coruñesa ante el Racing de Santander, tras las buenas sensaciones que dejó hoy en las probaturas realizadas por Lotina en el entrenamiento.

"Llevo ya siete semanas parado y estoy deseando volver al campo, y más en el Estadio de Riazor, con nuestra gente. Ojalá el míster piense en mí para el domingo. No creo que esté para jugar los 90 minutos, lo coherente sería ir cogiendo ritmo jugando un rato", apuntó.

El mexicano había tenido mala suerte con un par de lesiones de las que recayó la pasada campaña en partidos de Liga y amistosos con la selección de su país, pero esta vez tomó todas las medidas posibles para evitar que vuelva a suceder.

"Mañana entrenaré igual, con normalidad pero con precaución, y vamos a ver cómo estoy para el fin de semana. Estamos intentando no arriesgar, no cometer errores que den pie a una nueva lesión. He tomado todo con mucha calma y tranquilidad para poder estar al cien por cien. El equipo -agregó- no necesita jugadores al ochenta por cien".

Guardado aseguró que aunque su objetivo es "quedar entre los seis primeros" ni él ni sus compañeros descartan apuntar a posiciones de Champions.

"Todos soñamos y nos ilusionamos con el lugar en el que estamos y pensando a lo que aspiramos. Está en nuestras manos seguir en este camino y espero que lo podamos hacer. La plantilla está mentalizada para conseguir un puesto en UEFA, y a ver hasta donde llegamos. El objetivo principal es volver a meternos ahí, aunque ahora por vía directa, y luego ya pensaremos en cotas más altas. Conseguirlo hablaría de una gran campaña del Dépor", señaló.

A continuación explicó las que, para él, son las claves para conseguir mantenerse en la buena posición en la que se encuentra actualmente el Deportivo, o incluso mejorarla, que pasan por hacer de su casa un fortín y continuar la racha de algunos futbolistas.

"A lo largo de la temporada, salvo dos o tres partidos, siempre hemos sacado buenos resultados aquí. Hay que seguir por ese camino, que Riazor sea muy difícil para los rivales y por ahí podremos llegar hasta donde queremos. Además ahora mismo tenemos jugadores que están en forma y también lo tenemos que aprovechar", argumentó.

Desde su llegada a A Coruña sonó el interés de varios equipos en hacerse con los servicios de jugador azteca, hasta el punto de que él mismo se 'dejó querer', pero aclaró que actualmente solo piensa en blanquiazul.

"No es algo que me quite el sueño en este momento. Para mí lo más importante es estar bien para el Deportivo, que es al equipo que pertenezco. No tengo ninguna necesidad de marcharme de aquí, estoy muy a gusto, estoy muy agradecido con la gente de aquí y ya veremos qué pasa en el futuro", zanjó.