El Universal
La copa del mundo prometió grandes actuaciones de jugadores que destacan en sus equipos y en las ligas más importantes del mundo, pero muchos de ellos han quedado a deber
CIUDAD DE MÉXICO. El Mundial es una vitrina ideal para que los jugadores se muestren y llenen el ojo a los equipos poderosos.

Este Mundial de Sudáfrica ha dejado muchas dudas sobre estrellas que parecían que brillarían con intensidad; nombres como Franck Ribéry, Thierry Henry, Samuel Eto'o, Antonio Di Natale, Wayne Rooney, Fernando Torres, Kaká, Didier Drogba, Cristiano Ronaldo y Arjen Roben no han cubierto las expectativas.

En el caso del par de franceses, Ribéry y Henry, fueron contagiados por el mal ambiente que reinó en el equipo galo. Las disputas entre Anelka y el estratega Raymond Domenech, así como los comentarios de Zinedine Zidane sobre el trabajo del estratega influyeron en el ánimo de los jugadores.

El `león indomable' de Camerún, Samuel Eto'o, no pudo cargar a todo un equipo que pintaba para ser candidato a pelear, por lo menos, los cuartos de final del certamen y que no pudo trascender. El delantero del Inter era el gran estandarte de la escuadra africana pero que no pudo integrarse al esquema de juego de su selección a pesar de sus dos goles anotados.

El atacante del Udinese y de la selección italiana, Antonio Di Natale, llegó como el Capocannoniere (campeón goleador) de la Serie A y con tal etiqueta se esperaba que rompiera las redes enemigas a favor de los azurri; sin embargo, el estilo conservador de Marcello Lippi lo obligó a entrar de cambio lo que le obligó a tener menor tiempo y rendimiento en el terreno de juego.

Wayne Rooney, el `niño malo' de Inglaterra, no ha logrado anotar en el presente mundial de Sudáfrica y sólo se ha dedicado a reclamar cuanta falta le hacen, pero no ha sido el jugador desequilibrante que tanto se habló que figuraría en el Mundial. El rendimiento del delantero del Manchester United ha sido tan bajo que ha sido sustituido en los dos últimos juegos.

La esperanza goleadora de España previo a al Copa del Mundo fue, sin duda, Fernando Torres; quien no ha podido conseguir una anotación y generó la preocupación en todo su país. `El Niño' viene de una operación en la rodilla después de su participación con el Liverpool, lo que pudo ser un factor para el bajo rendimiento del ariete español y de quien se esperan más cosas.

El cuadro brasileño aún espera la efectividad de su estrella Kaká, quien no ha demostrado la regularidad que llegó a tener con el Milán y que apenas tenía con Real Madrid, pero una pubalgia lo orilló de las canchas por casi dos meses y que bajó su nivel de juego considerablemente. Ya en el Mundial, el mediocampista fue expulsado ante Costa de Marfil y ha quedado a deber a la afición.

Otro de los líderes del continente africano, Didier Drogba, ha pasado de noche en el presente Mundial de Sudáfrica. Con etiqueta de goleador letal con el Chelsea, el marfileño no ha podido mostrarse con la selección de los `elefantes' tras haberse fracturado el brazo su nivel no se ha recuperado.

Uno de los grandes exponentes es, sin duda, el portugués Cristiano Ronaldo, el jugador más caro de la historia parece que apenas encuentra su estilo y lugar en la selección portuguesa después de un debut muy complicado ante Costa de Marfil, aunque se encontró con el gol ante Corea del Norte, el astro del Real Madrid aún no explota su talento.

Finalmente, el holandés Arjen Robben también es una de las figuras que se espera brille en el presente Mundial, pero fue una lesión que lo obligó a parar en la recta final de la Bundesliga y perderse el arranque de la Copa del Mundo, aunque reapareció con la Naranja Mecánica ante Camerún y casi anota un gol; aún se espera más del jugador del Bayern.

Hay algunas excepciones como el argentino Lionel Messi que auqnue no ha anotado, destaca por sus buenas actuaciones así como las inumerables asistencias para gol.