Londres, Inglaterra.- Los estudios cinematográficos Pinewood, situados en la localidad de Iver Heath (sur de Inglaterra) y donde se rodaron las películas del popular agente secreto James Bond, se convertirán en una auténtica ciudad del cine, con decorados fijos inspirados en ciudades como Venecia o Nueva York.
Esta ampliación de los estudios, a la que se ha llamado "Proyecto Pinewood", costará doscientos millones de libras (casi 300 millones de euros) y añadirá 405.000 metros cuadrados a la superficie ya existente, informó hoy la compañía propietaria, Pinewood Shepperton PLC, a la Bolsa de Londres.

Las ciudades de Boston, Los Angeles o Praga, los entornos naturales del lago italiano de Como e, incluso, un anfiteatro romano serán algunos de los decorados fijos que tras la ampliación podrán verse en el recinto de Pinewood.

Junto a estas instalaciones se construirán más de 2.000 viviendas para dar cabida a los empleados de los estudios cinematográficos, quienes podrán moverse, incluso, con un servicio de tren propio.

"Este proyecto es una oportunidad única para los creadores y diseñadores del cine para que formen parte del desarrollo arquitectónico y estratégico de la industria creativa del Reino Unido", aseguró el cineasta británico Ridley Scott en unas declaraciones que recoge el diario vespertino "Evening Standard".

"Estoy ansioso por ver en la pantalla los frutos de este proyecto en forma de producciones cinematográficas y televisivas", añadió.

El Pinewood original se hizo famoso en los años 50 y 60 del siglo XX porque en él se rodaron, entre otros, éxitos como los de la saga del agente secreto 007.

Más recientemente, en estos estudios se han rodado las películas "28 semanas después", dirigida por el español Juan Carlos Fresnadillo, "El ultimátum de Bourne" y, por supuesto, la última entrega de James Bond, "Casino Royale".