EU conmemora hoy el sexto aniversario de los ataques del 11 de septiembre con actos de más bajo perfil que en el pasado y enfrentando la creciente preocupación por el conflicto que lidera bajo la denominación de "guerra al terrorismo".
Nueva York.- En Nueva York, donde más de 2 mil 700 personas murieron cuando dos aviones fueron estrellados por sus secuestradores contra las Torres Gemelas del Word Trade Center, los trabajadores de rescate leerán los nombres de los fallecidos durante una ceremonia solemne que se realizará hoy. Como en otras ocasiones, el jefe de la red Al Qaeda, Osama Bin Laden, difundió un mensaje grabado en el que califica a Estados Unidos de "débil" y amenaza con intensificar la impopular guerra en Irak.

A diferencia de otros años, la mayor de las ceremonias del martes se efectuará en un parque cerca de la Zona Cero, el área donde estuvieron una vez las Torres Gemelas, y no en el sitio mismo, donde se llevan a cabo obras para construir nuevos rascacielos y un memorial.

En lo que se ha transformado en un rito anual, la lectura de los nombres de los fallecidos será interrumpida con cuatro pausas de silencio, que marcarán el momento exacto en que los aviones golpearon a las torres y cuando los edificios colapsaron sobre sí mismos.

Las campanas de las iglesias sonarán a las 08:46 (12:46 GMT) para marcar el momento exacto en el que el primer avión, el vuelo 11 de American Airlines, se estrelló contra la Torre Norte.

Familiares de los fallecidos podrán descender luego por una larga rampa al lugar donde se ubicaba el World Trade Center para depositar flores y orar.

La ceremonia es de un menor perfil que la del año pasado, cuando el presidente George W. Bush puso una corona de flores en el lugar y dirigió desde allí un mensaje a la nación.

Bush, quien este año exhortó a los estadounidenses a recordar el aniversario con servicios religiosos y una vigilia con velas, participará en Washington en un servicio de recuerdo a las víctimas y luego observará un minuto de silencio desde la Casa Blanca.

"El problema principal es combatir al extremismo, reconocer que la historia nos ha llamado a la acción", dijo Bush el mes pasado, manteniendo la línea que postula desde los ataques.

"Combatiendo a los extremistas y radicales ayudamos a la gente a realizar sus sueños. Y ayudar a la gente a construir sus sueños ayuda a promover la paz", añadió.

En la Zona Cero, el alcalde de Nueva York Michael Bloomberg encabezará la ceremonia, en la cual su predecesor, el candidato presidencial republicano Rudolph Giuliani, pronunciará un discurso.

Algunos de los familiares de las víctimas han criticado la presencia de Giuliani en los actos, teniendo en cuenta sus ambiciones presidenciales.

Giuliani hizo mucho en su papel de alcalde tras las secuelas de los ataques, pero especialmente los bomberos han criticado la respuesta de la ciudad ante el desastre y lo acusaron de buscar ventaja política con sus acciones después de los ataques terroristas del 11/9.

La candidata demócrata en la carrera presidencial, senadora por Nueva York Hillary Clinton, también participará de la ceremonia y ayudará a leer los nombres de los fallecidos. En la noche se efectuará un "Tributo en Luz". Dos potentes haces lumínicos proyectados en el cielo sobre la Zona Cero simbolizarán a las dos torres colapsadas.

En Shanksville, Pensilvania, donde secuestradores hicieron estrellar el vuelo 93 de United Airlines en un campo remoto, también se rendirá tributo a los 40 pasajeros y tripulantes muertos en ese acto.

En Washington, donde 184 personas murieron cuando el vuelo 77 de American Airlines impactó en el Pentágono, el Departamento de Defensa está organizando una "Caminata por la libertad" para el domingo en honor a los muertos y para mostrar su apoyo a las tropas estadounidenses en servicio en el extranjero.

Más de 4 mil 100 soldados estadounidenses han muerto en Irak y Afganistán desde que Bush declaró la "guerra al terrorismo" tras los ataques del 11/9.

La popularidad de Bush se desplomó desde que hace seis años estuvo en las ruinas del World Trade Center con un megáfono arengando al pueblo estadounidense.


MIEDO LATENTE
> EL 11-S fue el evento más importante en la vida de Estados Unidos

  • Un 81% de los estadounidenses dijo que los ataques representan el hecho histórico más importante incluso de sus propias vidas, con más personas de la costa este -90%- escogiendo esta opción en comparación con un 75% de la costa oeste.
  • El 61% piensa al menos una vez por semana en los ataques terroristas y un 16% lo hace diariamente.
  • Un total del 91% afirma estar convencido que Estados Unidos será atacado nuevamente en su territorio.
  • Un 16% dijo que ha visitado el sitio donde se levantaba el World Trade Center en Nueva York para homenajear a las personas que perdieron la vida cuando dos aviones de pasajeros secuestrados impactaron contra las torres gemelas y las destruyeron.

Fuente: Encuesta de la compañía Zogby International con 938 personas entre el 6 y el 9 de septiembre con un margen de error del 3%.