Washington.- Estados Unidos busca la liberación de dos periodistas norteamericanas que fueron arrestadas por las autoridades de Corea del Norte en la frontera con China, informó hoy el Departamento de Estado.
"Es nuestra preocupación cuando hay... dos ciudadanas estadounidenses que son detenidas contra su voluntad", indicó el protavoz del Departamento de Estado, Robert Wood. "Vamos a recopilar todos los hechos y luego intentaremos... lograr su liberación".

Wood no pudo dar detalles sobre las periodistas o las circunstancias que llevaron a su detención, pero señaló que Washington está trabajando junto con China y otros canales diplomáticos para lograr más información.

Las dos mujeres fueron identificadas por "The New York Times" como Laura Ling y Euna Lee de nacionalidad chino-estadounidense y surcoreana-estadounidense, respectivamente. Ambas trabajaban para Current TV, una emisora por cable fundada por el ex vicepresidente estadounidense Al Gore y el empresario Joel Hyatt.

Estados Unidos y Corea del Norte no tienen relaciones diplomáticas formales pero se comunican a través de la embajada sueca en Pyongyang, y Naciones Unidas en Nueva York.

Medios surcoreanos habían reportado hoy que dos mujeres periodistas estadounidenses fueron capturadas por guardias fronterizos del país comunista después de haber grabado vídeos en la frontera chino-norcoreana. Informes contradictorios señalaban que las dos mujeres habían ingresado a Corea del Norte o que los guardias las detuvieron en territorio chino.

Un portavoz del ministro de Relaciones Exteriores, Qin Gang, indicó que China no pudo determinar de qué lado de la frontera se produjo el incidente.

"El gobierno chino está investigando qué sucedió con las dos ciudadanas estadounidenses en la frontera entre China" y la República Popular Democrática de Corea, señaló Qin a la prensa en Pekín.

El "New York Times" informó que el grupo de misioneros Duriana de Corea del Sur ayudó a las mujeres a organizar su viaje a China. El ministro de la organización, Chun Ki Won, informó a la prensa que había hablado con las periodistas a inicios de la semana y que le habían informado que estaba preparando un informe sobre los refugiados de Corea del Norte en China.

"Les advertí de no acercarse demasiado a la frontera", señaló Chun. "Sospecho que fueron demasiado ambiciosas", agregó.