El Universal
El procurador mexicano, Eduardo Medina Mora, mantuvo su primer encuentro con el Procurador de Justicia de EU, Eric Holder, así como con la Secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano
WASHINGTON.- El Procurador General de la Republica (PGR), Eduardo Medina Mora, aseguró ayer que la administración del presidente estadounidense, Barack Obama, comparte con México el "sentido de urgencia" en la cruzada que ha emprendido el gobierno de Felipe Calderón contra los cárteles de la droga:

"He encontrado una enorme sensibilidad de la administración Obama en cuanto a la gravedad de los problemas que enfrentamos los dos países y sabemos que nos encontramos ante un problema conjunto que requiere de acciones y responsabilidades compartidas", dijo Medina Mora en alusión al clima de violencia que se vive en México y a la necesidad de que EU ponga un alto al tráfico de armamento y al flujo de dinero que pertrechan y financian a los cárteles de la droga.

El funcionario mexicano mantuvo ayer su primer encuentro con el Procurador de Justicia, Eric Holder, así como con la Secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, con quienes discutió ampliamente "la agenda bilateral" en materia de seguridad:

"Le he planteado al señor Holder que la prioridad de la agenda mexicana es el flujo de armas, así como el de dinero, que son los dos componentes de la ecuación que le siguen dando viabilidad a la tarea criminal de los narcotraficantes en nuestro país", señaló Medina Mora.

En rueda de prensa, con corresponsales de medios mexicanos en Washington, Medina Mora fue incapaz de eludir el tema de la violencia que ha hecho de México un país reincidente en la lista de alertas del Departamento de Estado. Principalmente por los episodios de violencia que se han registrado en ciudades fronterizas como Ciudad Juárez, Chihuahua, Reynosa y Tijuana.

Interrogado sobre los reportes de medios en Estados Unidos, que presentan a México como un país arrinconado por la guerra de los cárteles de la droga que ha comenzado a extender su ola de violencia hacia distintas ciudades fronterizas de EU, el funcionario mexicano aseguró:

"Creo que la violencia es un fenómeno que preocupa a toda la ciudadanía mexicana. Su gravedad no puede desestimarse pero hay que ponerlo en la perspectiva de un proceso de descomposición de grupos criminales que van perdiendo su capacidad de operación en sus actividades", aseguró.

Acto seguido, Medina Mora se mostró confiado en que el gobierno del presidente, Felipe Calderón, será capaz de ganar esta batalla y reducir los niveles de violencia que hoy agobian a poblaciones enteras:

"!Indudablemente!", soltó el funcionario mexicano.

"El punto crítico y el objetivo primordial -añadió-, será recuperar para los ciudadanos mexicanos el derecho a vivir en paz y en tranquilidad con sus familias y en sus comunidad. Para que este problema, que puede contemplarse hoy desde la perspectiva de la seguridad nacional, se convierta en un problema de seguridad pública que pueda ser atendido con los elementos que normalmente el estado tiene para ese propósito.

"Estamos convencidos de que conseguiremos estos objetivos en el corto plazo", dijo Medina Mora.

El funcionario aseguró, por otro lado, que un síntoma de que la lucha contra los carteles de la droga está surtiendo efecto en México es el aumento en un 104% en los precios de la cocaína en EU y una reducción del 35% de su pureza. "En los últimos dos años se ha registrado una reducción en el abasto y esto es reflejo del esfuerzo que se ha realizado en México", esgrimió.

Medina Mora, quien aprovechó su visita para encontrarse con los responsables de la Agencia Antinarcóticos (DEA), del FBI y del Departamento de Seguridad Interna (DHS), se mostró esperanzado en que durante la administración del presidente Obama la colaboración de EU en la lucha contra el tráfico de armamento y el trasiego de dinero experimentará un salto cualitativo:

"Hemos encontrado una posición muy favorable en este sentido", dijo Medina Mora en alusión a la urgente necesidad de regular un mercado de armamento que ha prosperado sin ningún control a lo largo de la franja fronteriza.

El funcionario confirmó finalmente que viajará a primera hora de este miércoles a Ciudad Juárez, Chihuahua para participar en la reunión del Consejo Nacional de Seguridad.

"Queremos estar ahí con la comunidad porque entendemos la angustia por la que han pasado", dijo Medina Mora en alusión al acto de cierre de filas que encabezarán los máximos responsables de la seguridad para enviar un mensaje claro de unidad ante el crimen organizado.