WASHINGTON, D.C.- Algunos científicos creen haber descubierto la verdadera función del apéndice, un órgano aparentemente inútil y que suele dar serios problemas: producir y proteger gérmenes positivos para los intestinos. Esa es la teoría de algunos cirujanos e inmunólogos en la Facultad de Medicina de la Universidad Duke University, publicada esta semana en una revista científica en Internet.
Durante generaciones el apéndice ha sido considerado superfluo.

Los médicos pensaban que no tenía ninguna función específica, y suelen extirparlo con cierta frecuencia. Las personas viven bien sin él.

Y cuando se infecta puede ser letal. Se inflama con rapidez y algunas personas fallecen si no se les extirpa oportunamente.

La función del apéndice parece estar relacionada con la enorme cantidad de bacterias que habitan en el sistema digestivo de los seres humanos, de acuerdo con el estudio divulgado por el Journal of Theoretical Biology (Revista de Biología Teórica). El organismo contiene más bacterias que células humanas. La mayoría ayudan a digerir los alimentos.

Pero a veces la flora bacteriana intestinal muere o es expulsada. Enfermedades tales como el cólera o la disentería eliminarían las bacterias útiles. En ese caso, la tarea del apéndice es volver a poner en marcha el sistema digestivo. El apéndice "actúa como un buen refugio para las bacterias", dijo el cirujano Bill Parker, uno de los autores del estudio. Su ubicación, como una suerte de callejón sin salida por fuera del flujo unidireccional de alimentos y bacterias en el intestino grueso, apoya la teoría, añadió.

Además, el órgano en forma de gusano actúa como una suerte de fábrica de bacterias al cultivar los gérmenes buenos, dijo Parker.