Universal
Ante el clima de violencia relacionado con el narcotráfico que prevalece en el país, el gobierno de Estados Unidos amplió la vigencia de las advertencias sobre seguridad a sus ciudadanos que pretenden viajar a México.
En un aviso público actualizado ayer, el Departamento de Estado recomienda tener cuidado al visitar los estados de Michoacán, Baja California, Tamaulipas, Nuevo León, Guerrero, Oaxaca, y en especial las ciudades de Nuevo Laredo, Monterrey, Acapulco y Oaxaca.

Este anuncio expira el 22 de octubre y sustituye a uno previo emitido el 19 de abril de este año, mismo que reemplazó a dos anteriores, uno del 18 de enero de 2007 sobre la violencia en Oaxaca y otro más sobre violencia general en México que viene desde el 15 de septiembre de 2006.

El aviso advierte que con frecuencia, en México hay manifestaciones y usualmente son pacíficas. Sin embargo, señala que incluso en manifestaciones que se pensaron serenas, podrían haber confrontaciones y escalar hasta la violencia.

"En años recientes, docenas de ciudadanos estadounidenses han sido secuestrados en Nuevo Laredo, donde hay más de dos docenas de casos aún sin resolver y nuevos casos de secuestro con fines de extorsión siguen siendo reportados. Nadie puede considerarse inmune de ser secuestrado con base en su ocupación, nacionalidad u otros factores", menciona el texto.

Un anuncio público es una recomendación de viaje emitida por el gobierno de Estados Unidos a través del Departamento de Estado para sus ciudadanos; en él sugiere medidas de precaución al transitar por cierto país.

En el caso de México, el aviso advierte sobre situaciones de seguridad que pudieran afectar sus actividades durante su estancia en el país.

Sin embargo, el anuncio público no plantea dejar de visitar el país.

Reitera que aun cuando no existe evidencia de que ciudadanos estadounidenses sean blanco específico, tanto mexicanos como extranjeros han resultado heridos o muertos en algunos ataques violentos, demostrando alto riesgo en sitios públicos.

Respecto a la ciudad de Oaxaca, recomienda estar conscientes de que entre mayo y noviembre de 2006 hubo manifestaciones violentas que ocasionaron al menos nueve muertes. Recuerda además, la muerte de un ciudadano estadounidense como resultado de la violencia.

"Muchos de los asuntos que originaron las manifestaciones no han sido resueltos. Los ciudadanos estadounidenses que planeen viajar a la ciudad de Oaxaca deberán investigar las condiciones en las que se encuentra, antes de iniciar su viaje", señala el aviso estadounidense.