<span></span>AFP
Washington, D.C.- Estados Unidos expresó este miércoles sus reticencias a dar a Irán "garantías" de seguridad para convencerlo de renunciar a su programa nuclear, como sugirió el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov.
"No es una cosa que consideremos atinada", declaró Tom Casey, portavoz del Departamento de Estado.

"No es una cosa que nosotros deseamos, sino que pensamos que sería atinado que Irán deje de amenazar la existencia de Israel", agregó.

Lavrov estimó que las seis grandes potencias involucradas en las conversaciones sobre el programa nuclear iraní (Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania) deberían ofrecer a Teherán garantías de seguridad y permitir participar a Teherán en las negociaciones regionales.

Los seis paíes "podrían poner sobre la mesa de negociaciones propuestas concretas, garantías de seguridad a Irán y asegurar a Teherán un lugar digno y en pie de igualdad en las negociaciones concernientes a la solución de todos los problemas de Medio Oriente", declaró.