La nacionalización, según informan hoy medios estadounidenses, podría llevarse a cabo este mismo fin de semana y será anunciada por el Departamento del Tesoro.
Madrid, España.- El Gobierno de Estados Unidos nacionalizará las dos mayores compañías hipotecarias del país, Fannie Mae y Freddie Mac, que sustentan más de la mitad de la deuda hipotecaria estadounidense, para evitar su hundimiento y proteger el mercado.

La nacionalización, según informan hoy medios estadounidenses, podría llevarse a cabo este mismo fin de semana y será anunciada por el Departamento del Tesoro.

Esta medida de urgencia pasa por la salida de ambas compañías de sus dos máximos responsables, Daniel Mudd, de Fannie Mae y Richard Syron, de Freddie Mac.

Fanni Mae (Federal National Mortgage Association) fue creada en 1938, como parte del "New Deal", que sacó a EEUU de la gran depresión, y privatizada en 1960.

Por su parte, Fredie Mac (Federal Home Loan Mortgage Corporation) fue creada en 1970 con capital privado para facilitar la adquisición de casas y el alquiler de viviendas, y al igual que la anterior bajo protección estatal, que ambas utilizaron para recaudar fondos a tasas inferiores a las de la competencia.

El 11 de junio de 2003 las autoridades federales de Estados Unidos abrieron una investigación criminal sobre posibles irregularidades en la contabilidad de Freddie Mac, que curiosamente un año antes había recibido el Premio Euromoney a la mejor agencia de préstamos.

El 24 de febrero de 2004, el presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, advirtió de que la fuerte deuda de Fannie Mae y Freddie Mac, podía poner en peligro el sistema financiero del país si no se controlaba.

El 20 de noviembre de 2007, Freddie Mac anunció que en el tercer trimestre de 2007 tuvo pérdidas netas de 2.029 millones de dólares.

El 8 de diciembre de 2007, el presidente de EEUU, George Bush, instó al Congreso a que aprobara medidas para reformar las empresas hipotecarias, entre ellas ambas compañías que tenían el respaldo del Gobierno.

En 2007, Freddie Mac tuvo una pérdida de alrededor de 3.100 millones de dólares, después de haber cerrado el año anterior con un ganancia de 2.300 millones.

El 9 de julio de 2008, Freddie Mac y Fannie Mae acumularon caídas anuales cercanas al 70 por ciento, mientras que dos días más tarde se produjo un nuevo desplome de ambas compañías que perdieron en bolsa casi el 50 por ciento.

El 12 de julio de 2008, el aspirante demócrata a la Casa Blanca, Barack Obama, mostró su confianza en que "pasos prudentes" del Gobierno norteamericano estabilizaran a los dos gigantes hipotecarios, aunque advirtió de que era necesario ver qué ocurría antes de decidir qué pasos tomar.

El 26 de julio, el Congreso aprobó una ambiciosa medida de rescate del sector hipotecario que afectaba a las dos compañías y que autorizaba fondos para que miles de estadounidenses no perdieran sus casas.

El 6 de agosto, Freddie Mac perdió 972 millones de dólares en el primer semestre del año y dos semanas más tarde las acciones de ambas compañías volvieron a caer más del 20 por ciento en la Bolsa de Nueva York.

El 28 de agosto, las acciones de Fannie Mae subieron el 22,69 por ciento en la Bolsa de Nueva York, hasta los 7,95 dólares, un día después de anunciar la renovación de su cúpula directiva.

El 6 de septiembre, medios de comunicación estadounidenses anuncian la inminente nacionalización de Fannie Mae y Freddie Mac para evitar su hundimiento y proteger el mercado.