El Universal
Las pláticas chino-estadounidenses en materia de protección de derechos de autor sufrieron un revés, luego de que Washington presentara en abril una queja contra Pekín en la Organización Mundial del Comercio, sobre este tema, de acuerdo con Jon Dudas, subsecretario de comercio estadounidense para propiedad intelectual.
Sin embargo, China mostró recientemente una nueva disposición a trabajar en conjunto para resolver los problemas de propiedad intelectual a pesar de la queja ante la OMC, señaló Dudas durante una entrevista en Pekín.

"Si somos capaces de retomar un nivel de cooperación profunda, y aparentemente lo estamos haciendo, entonces considero que el precio habrá sido solamente el retraso de una serie de programas", comentó Dudas.

En su queja, Estados Unidos acusó a Pekín de no tomar las suficientes medidas para evitar la piratería de música, películas y otros productos, lo que generó irritación en funcionarios chinos.

Las acciones de la OMC pusieron de manifiesto la frustración de Washington ante su fracaso para reducir la gran cantidad de piratería y falsificaciones chinas, que durante años han sido uno de los principales objetivos de la política estadounidense hacia China.

No obstante, la decisión de dirigirse a la OMC molestó a Pekín, y Wu Yi, una viceprimera ministra china, que dirige las pláticas comerciales, insistió en que China la combatirá hasta las últimas consecuencias. "Al llevar los derechos de propiedad intelectual de China y el régimen de entrada al mercado ante el sistema de resolución de disputas de la OMC, Estados Unidos ignoró el gran progreso que China ha logrado", declaró Wu en abril pasado.

Jon Dudas dijo que en principio Pekín se mostró poco dispuesto a continuar las pláticas sobre protección de derechos de autor y otros asuntos mencionados en la queja si no era en una reunión dentro de la OMC.

Otras áreas, como la cooperación entre oficinas de patentes no se vieron afectadas, y la situación general mostró "avances", agregó. Destacó que en su reciente visita percibió una mayor disposición china para entablar pláticas serias.

Jon Dudas insistió en que a pesar de los retrocesos en las pláticas sobre derechos de autor y piratería que provocó, la decisión de presionar a China mediante la OMC tenía un "valor neto".