Foto: Vanguardia-EFE
La evacuación se realizó debido a que el caudal del río Danubio amenaza con desbordarse
Budapest.- Más de dos mil personas fueron evacuadas la pasada madrugada en dos localidades húngaras cerca de la frontera con Eslovaquia, y otras 180 fueron desalojadas en Budapest, debido al peligro de inundaciones por el elevado caudal del río Danubio, que amenaza con desbordarse, según anunciaron las autoridades.

Hungría espera que la riada alcance hoy su punto álgido y ya ayer empezaron a batirse todos los récords de subida del caudal en el Danubio, que baja muy crecido tras haber causado graves problemas en Austria y Eslovaquia.

Según las autoridades de protección civil, hay alerta de inundación a lo largo de 760 kilómetros de la ribera del Danubio, de los que 190 están bajo una alerta especial debido al mayor riesgo de desbordamiento.

Miles de voluntarios y soldados participan en la construcción de diques de contención.

Zonas enteras de ciudades como Gyor están ya bajo el agua y, según los pronósticos, la altura de los ríos seguirá su crecida en estas zonas.

En Budapest se espera que el Danubio alcance su máximo nivel en la madrugada del lunes, con una altura de cerca de nueve metros, al menos 30 centímetros más que en las graves inundaciones de 2002 y 2006.

La compañía de transporte de Budapest ha cerrado la estación de metro Batthyány, que está junto al río, cuyas aguas cubren ya varias avenidas cercanas a la orilla.

El número total de los evacuados en el país supera los dos mil 500 y el Gobierno anunció hoy que seguramente habrá más evacuaciones a lo largo del cauce del Danubio en los próximos días.