Aracely Chantaka
Ante el inminente desbordamiento de la presa Venustiano Carranza en Juárez, Coahuila
Monterrey, Nuevo León.- Cerca de 18 mil habitantes del municipio de Anáhuac fueron evacuados ante el peligro del desbordamiento de la Presa Venustiano Carranza, que se ubica en Coahuila.

Las acciones iniciaron durante la madrugada de este martes y los residentes tuvieron que dejar sus hogares para trasladarse a un lugar más seguro ante el riesgo inminente de una inundación.

Elementos de Protección Civil del estado se abocaron a la tarea del desalojo de las familias. Se considera que entre las zonas de más alto riesgo se encuentran los ejidos Nuevo Rodríguez, Camarón y Rodríguez.

El gobernador del estado, Rodrigo Medina de la Cruz, se trasladó al lugar para verificar los daños que se resienten allá, mientras que el alcalde, Javier Garza García, informó que la Presa Carranza se encuentra a su máxima capacidad.

"La presa está a su máxima capacidad, ya hay abiertas 12 compuertas con una salida de mil 600 metros cúbicos por segundo", informó.

En tanto que calificó como crítica la situación señaló que como parte de las acciones de evacuación, algunas personas fueron trasladadas al municipio vecino de Lampazos, así como a Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Algunas escuelas fueron habilitadas como refugio para las personas que tuvieron que dejar sus hogares.

Se estima que más de 4 mil viviendas resultarían afectadas en el municipio en caso de que se desbordará la Presa.

Durante este martes Anáhuac lucía prácticamente vacío ya que sus moradores salieron en busca de seguridad, algunos de ellos se trasladaron por su propia cuenta.