Notimex
Dallas, Tx.- El Grupo Industrial Lala, la mayor empresa mexicana productora de lácteos, estudia la posibilidad de extenderse en Estados Unidos, con su primera planta en este país, afirmó el director de Recursos Humanos de la compañía, Martin Arvayo.
Tras dos años de operar con la comercialización de leche y yogurt en supermercados de California, Arizona, Nuevo México, Texas e Illinois, la empresa mexicana analiza las distintas opciones de crecimiento en territorio estadunidense.

'Nuestro siguiente paso sería el de la producción en Estados Unidos', dijo Arvayo en entrevista con Notimex.

'Estamos viendo opciones de operación y ventas en Estados Unidos, estudiando oportunidades factibles de inversión', precisó el también vocero de la compañía.

La semana pasada, versiones de prensa en el sur de Nuevo México y Texas, destacaron que Lala abriría una planta para producir quesos en la pequeña comunidad de Lovington, Nuevo México, en la que se emplearían a unas 75 personas.

Arvayo informó que la instalación en Lovington es una de las opciones de expansión que se analizan, pero aseguró que aún no existe nada en concreto.

El vocero dijo que la experiencia de Lala en Estados Unidos ha sido muy positiva, lo que motiva a la compañía a ampliar sus planes en Estados Unidos.

Lala, con sede en Torreón, Coahuila, al norte de México, se ha limitado hasta ahora a probar el mercado estadunidense con la comercialización de sus productos en la comunidad de inmigrantes mexicanos, donde su marca goza de reconocimiento.

'Somos competitivos, mantenemos estándares de calidad internacional y tenemos el reconocimiento de marca de una empresa con 60 años', enfatizó Arvayo, sin embargo, declinó revelar el monto de las ventas en Estados Unidos.

'Es muy poquito aún no impacta', comentó el portavoz al comparar la cantidad con las ventas de Lala en México, donde la empresa controla asta 40 por ciento del mercado de productos lácteos.

En México, Lala cuenta con una plantilla laboral de unos 20 mil trabajadores, con 22 plantas procesadoras de lácteos y con una red de 150 centros de distribución y más de cinco mil rutas de reparto.

En Estados Unidos, la compañía mantiene una oficina en Long Beach, California, para administrar sus operaciones de comercialización en este país.