Houston, EU.- El defensa Kevin Everett, de los Bills de Buffalo, que sufrió una lesión de la que inicialmente pronosticaban podría quedar sin movilidad en todo su cuerpo, ha mostrado progresos en su recuperación que ya le permiten caminar.
Everett resultó severamente lesionado de la espina dorsal en el primer juego de temporada que los Bills perdieron 14-15 ante los Broncos de Denver, el 9 de septiembre.

De acuerdo con fuentes cercanas a Everett, los médicos que atienden su rehabilitación en el Memorial Hermann Hospital de Houston, se encuentran optimistas con que el jugador, al concluir el tratamiento, tenga posibilidades de caminar de manera independiente.

Como parte de su progreso en la rehabilitación, Everett ha desarrollado suficiente fuerza para mantenerse de pie brevemente por sí mismo mientras camina, incluso puede usar sus pies para empujarse cuando está sentado en la silla de ruedas.

Everett resultó lesionado cuando intentaba hacer un "tackleo", y fue trasladado al Buffalo's Millard Fillmore Hospital, a donde llegó completamente paralizado del cuello hacia abajo. Los médicos temían inicialmente que nunca más podría caminar.

Pero el posibilidades cambiaron pocos días después cuando Everett empezó a tener movimientos voluntarios, primero en sus piernas y posteriormente en las manos.

Actualmente, de acuerdo con las fuentes consultadas, Everett tiene posibilidad de abrir y cerrar ambas manos, lo que representa otro avance significativo en su rehabilitación, ya que inicialmente sólo tenía un movimiento ligero en los dedos.

Los médicos no se encuentran en condiciones de establecer una fecha posible para dar de alta a Everett y que éste continúe su rehabilitación fuera del hospital.

Actualmente Everett pasa entre cuatro y cinco horas diarias en sesiones de terapia física y ocupacional.

Los doctores decidieron su traslado de Orchard Park (Nueva York) a Houston porque en la ciudad tejana tiene a su familia y también está cerca de Port Arthur (Texas), donde nació.

El jugador de los Bills está recibiendo constantemente en el hospital la visita de compañeros y otros profesionales de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).