Notimex
Mérida.- Socios del proyecto inmobiliario Yucatán Country Club se abstuvieron de rendir declaración dentro del proceso judicial contra el ex director de la Cousey, José Carlos Guzmán, quien presuntamente les vendió terrenos por debajo de su valor real.
Los empresarios inmobiliarios Emilio Díaz Castellanos, Oswaldo Millet Palomeque y Roberto Kelleher Vales argumentaron que por cuestiones de trabajo se encuentran fuera de la ciudad por un periodo de cinco días, lo que les imposibilita comparecer.

Al respecto, el juez del caso, Jesús Rivero Patrón, señaló que aceptó como válidos los argumentos de los dueños de Inmobiliaria Chablekal, misma que desarrolla el proyecto de lujo, por lo que ya no serán llamados a declarar.

Ello responde a que el próximo 3 de diciembre se emitirá la resolución sobre la situación jurídica del ex funcionario, quien estaba arraigado en tanto se integraba el expediente en su contra por presuntamente comprar terrenos ejidales a un costo superior al que se vendieron, generando pérdidas por más de 500 millones de pesos.

Recordó que las justificaciones llegaron posterior a la hora en que fueron citadas a declarar estas personas a petición de la defensa del ex titular de la Comisión Ordenadora de Uso del Suelo de Yucatán (Cousey), y al ser aceptadas, se les eximió del pago de una multa e incluso usar la fuerza pública para obligarlos a declarar.

Rivero Patrón añadió que también se dio por desahogada la petición de la defensa de Guzmán, para que ex funcionarios, como el ex gobernador Patricio Patrón Laviada, rindan de nueva cuenta declaración, ello porque ya lo hizo y consta en "autos" ante el Ministerio Público.

Adelantó que en los próximos días rendirán declaración varias personas citadas por la defensa, encabezadas por el perito Manuel Roche Villamil, encargado de hacer los avalúos de los terrenos.