Universal
LA HABANA/VALLEGRANDE .- Los presidentes de Cuba, Fidel Castro, y Bolivia, Evo Morales, rindieron ayer homenaje al guerrillero-argentino Ernesto Che Guevara al cumplirse 40 años de su muerte, mientras el gobierno venezolano inauguró por su parte un monumento al legendario líder revolucionario.
Morales, quien se definió como "guevarista", aprovechó el acto para anunciar que la futura Constitución de su país no permitirá la instalación de bases militares de Estados Unidos y pidió al resto de Latinoamérica que haga lo mismo.

Estados Unidos busca nuevas bases militares en Sudamérica, luego de que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, rechazara extender al Pentágono la cesión de la base aérea de Manta, que termina en el año 2009.

"Quisiera que todos los latinoamericanos, a la cabeza de los movimientos sociales, campesinos, obreros y clase media, apostemos desde Latinoamérica a que el gobierno de EU no piense más en bases militares" en la región, dijo Morales.

Su discurso fue pronunciado ante seguidores del guerrillero que se dieron cita en Vallegrande, entre ellos el embajador de Cuba en La Paz, Rafael Dausá, y militares de ese país invitados a los actos de homenaje al Che.

Morales se declaró humanista, revolucionario y admirador del rebelde asesinado en la aldea de La Higuera el 9 de octubre de 1967 por el suboficial boliviano Mario Terán.

En una ceremonia encabezada por el presidente interino Raúl Castro, Cuba reivindicó el "espíritu" del Che Guevara para afrontar la coyuntura de la isla frente al "imperialismo hostil" de Washington. Unos 10 mil trabajadores y estudiantes cubanos asistieron al homenaje en Santa Clara, unos 270 kilómetros al este de La Habana, donde Guevara libró su más exitoso combate 72 horas antes del derrocamiento del dictador Fulgencio Batista en enero de 1959.

"Hago un alto en el combate diario para inclinar mi frente, con respeto y gratitud, ante el combatiente excepcional que cayó un 8 de octubre hace 40 años", escribió Fidel Castro en sus ya habituales reflexiones publicadas por el periódico estatal Granma el lunes y que fueron leídas en el acto.

En Santa Clara se halla un monumento y el mausoleo con los restos del guerrillero. El comandante de la Revolución, Ramiro Valdés, dijo que "'las ideas del Che y el legado de sus compañeros ...son un elemento vivo que debía estar presente en nuestras tareas actuales".

Al finalizar el acto, Aleida Guevara, la hija del Che, acompañada por otros familiares, depositó flores en el monumento y con voz llorosa comentó a la prensa: "Quiero recordar el compromiso que todos tenemos para una nueva sociedad más fuerte, hoy que América Latina comienza a despertar y que se hacen realidad los sueños de todos ellos juntos".

En Bolivia, los actos de homenaje al Che comenzaron el viernes pasado y concluirán hoy con un encuentro político, religioso y cultural, organizado por el Movimiento Sin Tierra (MST) de Brasil, en La Higuera.

Una delegación cubana, en la que destacaban dos ex guerrilleros, y centenares de seguidores del Che asistieron al acto realizado al lado del cementerio de Vallegrande, a pocos metros de lugar donde diez años atrás se rescataron los restos del guerrillero luego de permanecerr 30 años en una fosa común.

Según Morales, "el Che vive y seguirá viviendo para siempre" y su lucha "heroica" y la de los revolucionarios del continente continuará hasta "acabar con el capitalismo salvaje e inhumano".

"Es la lucha de los pueblos, es la lucha de Fidel (Castro), de Hugo Chávez, de muchos revolucionarios", apuntó el mandatario, quien dijo que antes acompañaba la lucha de ellos desde la dirección sindical y ahora lo hace desde la Presidencia de Bolivia. El homenaje de Morales al Che, al que no asistieron jefes militares, fue realizado a la par de discretos actos en los que ex soldados del país altiplánico celebraron su "victoria" sobre la guerrilla liderada por el combatiente argentino-cubano.

Critican falta de tributo

Morales fue criticado por no rendir tributo a los soldados bolivianos caídos en el combate a la guerrilla del revolucionario. El combate a la guerrilla del Che dejó más de 50 muertos en el ejército boliviano.

Unos trescientos "guevaristas" , la mayoría originarios de Cuba, Bolivia, Perú, México, Venezuela y Argentina, donde nació el Che en 1928, hicieron una vigilia en La Higuera, y defendieron defendieron las "revoluciones" de los presidentes de Cuba, Bolivia y Venezuela

Por su parte, el gobierno venezolano inauguró en una de las montañas más altas del país un monumento en homenaje al 40 aniversario de la muerte del "heroico" revolucionario.

La estela clásica de vidrio templado, sobre una base de granito, fue desvelada en el Pico El Aguila (cuatro mil 7 metros) del estado andino de Mérida, occidente venezolano, en un acto oficial encabezado por el vicepresidente del país, Jorge Rodríguez.