México, D.F. .- La famosa lucha libre mexicana es objeto de una exposición inaugurada hoy en Ciudad de México para mostrar su lado más salvaje y callejero.
Armas, vehículos, tecnología y violencia explícita son algunos de los temas reflejados en las pinturas del artista mexicano Ismael Olivares, alias AMRA, quien explicó a Efe que estas estampas muestran su amor por el cine y las películas de el mítico luchador "El Santo".

Olivares señaló que para estas poco habituales escenas con luchadores ocupó a dos personajes inventados por él, "Tornado" y "Tiburón", con máscaras blanca y negra respectivamente semejantes a el Ying Yang o el equilibrio entre el bien y el mal.

Sin embargo, figuras tan emblemáticas como "El Santo", "Huracán Ramírez", "Atlantis", "Canec" o "Doctor Wagner" forman también parte de la muestra, pero en imágenes un poco menos polémicas.

En ellas, se les ve el torso desnudo cubierto de grandes tatuajes, como la virgen de Guadalupe, Jesucristo, enfermeras sexys, dragones, águilas y motivos prehispánicos.

AMRA, que además de licenciado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en artes plásticas es también tatuador, quiso combinar sus grandes pasiones en esta exposición, a cuya inauguración asistieron el luchador "Crazy boy" y seguidores de este deporte disfrazados con máscaras de sus ídolos del cuadrilátero.

"La lucha es parte del folclore mexicano", señaló el artista, quien aseguró que es "una gran veta a explotar".

Olivares indicó que a los luchadores "les gusta verse reflejados de otra forma que antes no se habían visto, más original" en lugar de con la típica foto en el ring.

Éste es uno de los motivos por los que no se ve un cuadrilátero en ninguna de las obras de esta exposición, que podrá ser visitada gratuitamente desde hoy hasta el 7 de marzo.

"Los luchadores a los que aún no he pintado a veces me preguntan '¿Por qué no estoy yo ahí todavía?'", concluyó Olivares.