Notimex
México.- Con el fin de promover el arte, la moda y la gastronomía inca, se llevó a cabo "Viva Perú", un encuentro en el que se mostraron las colecciones de cuatro diseñadoras peruanas, que fueron lucidas por las actrices Marlene Favela, Helena Rojo y Edith González.
Empresarios, escritores y personalidades del medio artístico se dieron cita en el ex Convento de San Hipólito, en esta ciudad, para admirar las expresiones artísticas peruanas y degustar los platillos y bebidas tradicionales de esa nación.

El evento inició con el corte del listón inaugural, que estuvo a cargo de la ex modelo Ingrid Yrivarren, el embajador de Perú en México, Carlos Bérninzon Devéscovi, y modelos de ambos países.

En sustitución del escritor Germán Dehesa, quien no asistió por cuestiones de salud, el publicista Carlos Alasraki compartió con el público su estrecha relación con Perú.

"Mi primer contacto con ese país fue cuando leí `La tía Julia', de Mario Vargas Llosa, de ahí me enamoré de su literatura. Posteriormente mi padre se casó con la adorable actriz peruana Sabi Kamalich, con quien procreó a mi hermana Sabina", comentó Alasraki.

Indicó que Ingrid Yrivarren "es un ejemplo de la mujer latina moderna y es el tipo de persona que desearía ver en todo la población latinoamericana".

Por su parte, la también empresaria expresó que "Viva Perú" fue un sueño hecho realidad y se llevó a cabo gracias al respaldo y apoyo de mucha gente amiga. Además de que ya está preparando la exhibición "Viva México", que podría tener lugar en Lima en 2008.

"Perú y México son dos países muy importantes en mi corazón ya que, además de ser naciones con una cultura milenaria que ofrecen al mundo su arte, tradiciones y hospitalidad, la primera me dio la vida, y la segunda me enseñó mi destino", afirmó Ingrid.

Así, inició la pasarela que estuvo conformada por diseños de cuatro importantes modistas de Perú, quienes a través de un video explicaron sus tendencias e influencias para realizar sus colecciones.

El desfile comenzó con la propuesta de Ani Alvarez Calderón, quien se inspiró en las obras del pintor peruano Gerardo Chávez, y presentó vestidos largos y cortos con telas satinadas en colores fuertes como negro, morado, rojo y amarillo.

Además de sacos con pedrería y plumas complementados con guantes largos y cinturones en colores dorados que acentuaban la figura.

La actriz Marlene Favela lució un vestido de noche strapless asimétrico en color dorado con incrustaciones de piedras preciosas con cuello escarolado.

Inspirada en las cartas y los naipes, la diseñadora Claudia Jiménez presentó la colección "Barajas" que incluía vestidos largos y cortos y faldas tipo globo con pompones confeccionados con técnicas ancestrales.

Su propuesta también incluía ropa más casual como blusas con mangas y cuellos con escaroles, combinadas con pantalones y faldas a cuadros. Asimismo, la primera actriz Helena Rojo, portó un vestido asimétrico de seda en corte imperio y con escote en "V".

En seguida, Fátima Arrieta presentó su colección otoño-invierno en la que predominaron las sedas en color rojo y alpacas teñidas para que las prendas se vieran con mayor volumen y elegancia.

Además, la diseñadora trabajó con flores de lana multicolor para dar un aspecto folklórico y avivar las raíces peruanas.

Su colección también incluyó faldas más casuales con olanes y blusas halter, pantalones tipo pescador acompañados con toreras y ponchos bordados y botas altas.

La actriz Edith González lució un vestido corto con olanes en color morado con franjas rojas.

Finalmente Rosario de Armenteras presentó su colección inspirada en pueblos de Perú, con telas bordadas a mano. Vestidos de noche en colores negro, marrón y amarillo acompañados con estolas.