Édgar González
Saltillo, Coah.- El vicepresidente Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Cristian Castaño, dijo que el gobernador Humberto Moreira está obligado a presentar pruebas sobre sus señalamientos de narcotráfico a los legisladores Ernesto Saro y Guillermo Anaya.
"Es una declaración más que hace el Gobernador de Coahuila fuera de contexto, de manera totalmente sin razón, como lo hizo hace algunas semanas demostrando una gran demencia y machismo, acusando a la secretaria de Desarrollo Social", dijo.

Negó que pueda haber relación de legisladores panistas con el narco, y dijo que incluso el PAN aprobó en la reforma electoral quitar el secreto bancario a los partidos políticos.

Sin embargo, Castaño no pudo afirmar si el caso será llevado a tribuna a través de algún punto de acuerdo presentado por los legisladores o bien por la propia bancada del PAN, ya sea en la Cámara de Diputados o en la de Senadores.


Se le cuestionó si son golpes bajos las declaraciones del Gobernador de Coahuila y dijo que "francamente es el seguimiento de un Gobernador acostumbrado a hacer declaraciones fuera de lugar".

Pero al preguntarle si también el secretario de Gobernación, Francisco Ramírez, estaría obligado a comprobar que el narco se ha infiltrado en los partidos, como lo había señalado, el entrevistado respondió de otra manera.

"No, que había el riesgo, efectivamente el riesgo, y por eso es que la reforma electoral es un paso para blindar a las instituciones políticas del riesgo que ha existido y que existe", explicó.