Notimex
El Bloque Popular, que aglutina a organizaciones de educadores, obreros y campesinos, exigió hoy que se aclare las muertes de tres personas ocurridas en la capital hondureña.
Tegucigalpa.- Un niño de 13 años murió el domingo en Tegucigalpa cuando estaba con familiares en la manifestación frente al aeropuerto Toncontín que esperaba el retorno del depuesto presidente Manuel Zelaya Rosales.

El niño murió a consecuencia del disparo de un francotirador apostado en las cercanías de la manifestación.

Luego, otra persona por el disparo efectuado por un militar cuando intentaba con otros manifestantes destrozar la valla metálica que rodea parte del aeropuerto y entrar a la pista del mismo.

El dirigente del Bloque Popular, Jesús Antonio Chávez, dijo a Notimex vía telefónica que en la inmediaciones de Tegucigalpa encontraron también un cadáver con indicios de golpes y con la camisa de la 'Cuarta Urna', en referencia la consulta que pretendía realizar Zelaya el domingo 28 de junio.