Antonio Ruiz / Vanguardia
Saltillo, Coah.- "Por dignidad, la licenciada Rosario Lomas tiene que dejar la Dirección de Seguridad Pública Municipal, porque no puede con el cargo, ni ha frenado a los policías municipales que más que protectores se han constituido en enemigos de los saltillenses".
Así lo demandó el diputado priísta José Luis Alcalá de la Peña, quien se pronunció además por que el alcalde Fernando de las Fuentes se aboque a la búsqueda del sucesor de Lomas Salinas, para que contribuya a mejorar la seguridad pública en la ciudad.

El legislador censuró que los policías municipales hayan detenido a un grupo de jóvenes, entre los que se encontraba el hijo del gobernador Humberto Moreira, por el simple hecho de reunirse en un estacionamiento al noreste de la ciudad, a las 10 de la noche.

"Pero no es la primera ocasión que los `genízaros' de Rosario Lomas actúan en contra de los jóvenes, porque hace un mes que también actuaron en contra de un grupo de 70 estudiantes del Instituto Tecnológico de Saltillo", dijo.

Incluso recordó que los padres de familia de los educandos tuvieron que cubrir una multa para obtener la libertad de sus hijos, porque supuestamente fueron detenidos, agredidos y gaseados porque festejaban el cumpleaños de uno de sus compañeros, expresó.

Alcalá de la Peña señaló que desde que Rosario Lomas Salinas llegó a la Dirección de Seguridad Pública Municipal no ha podido controlar a sus testaferros, quienes como bienvenida le realizaron un paro de labores para protestar porque les retiró algunas de sus concesiones.

Pero la rebeldía de los policías se ratificó con la realización de un nuevo paro de labores de protesta el sábado pasado, en contra de Rosario Lomas Salinas, porque los reprimió porque actuaron en contra de los jóvenes que se encontraban frente a las salas cinematográficas del noreste de la ciudad.

Pero mientras los policías municipales se dedican a detener y extorsionar a los jóvenes y saltillenses por faltas mínimas, los atracos a los ciudadanos, asaltos y robos domiciliarios en "la mejor capital de México", están a la orden del día.

"Por lo que ante la falta de autoridad y control de los elementos de la Dirección de Seguridad Pública, por dignidad Rosario Lomas Salinas tiene que dejar el cargo, porque le quedó grande la dependencia municipal", insistió.