El Universal
Advierte el ombudsman José Luis Soberanes que México tiene que reconstituir su capacidad de garantizar el ejercicio de todas las libertades fundamentales, entre las que se encuentra la de difundir noticias y opiniones.
Ciudad de México.- El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, José Luis Soberanes, afirmó que contra la libertad de expresión se ciernen la amenaza de la intolerancia, la violencia y, de manera persistente, la impunidad, pues la inmensa mayoría de los agravios contra periodistas no se esclarecen.

"México, dijo, tiene que reconstituir su capacidad de garantizar el ejercicio de todas las libertades fundamentales, entre las que se encuentra la de difundir noticias y opiniones, una libertad que es el sistema circulatorio de las sociedades para conocerse a sí mismas y nutrir su toma de decisiones".

La CNDH y la Fundación para la Libertad de Expresión suscribieron un convenio de colaboración para impulsar el cumplimiento y la defensa de los derechos fundamentales de los periodistas que, en estricto cumplimiento de su responsabilidad laboral, pueden ser objeto de actos que representan violaciones a sus garantías básicas.

El convenio contiene el compromiso para capacitar a periodistas, comunicadores y empresarios del ramo periodístico sobre el contenido de las normas nacionales e internacionales relativas a las libertades de expresión, de imprenta y de pensamiento, así como las que garantizan los demás derechos humanos relacionados con la labor periodística, los medios de comunicación y los derechos de lectores y usuarios de la información.

Será mediante cursos, talleres, foros y seminarios que se apoyarán e impulsarán las medidas y los medios de protección a los derechos de los periodistas y comunicadores, así como de quienes pongan en práctica su derechos a expresarse libremente.

En este acto estuvieron Miguel Badillo, director de la revista Contralínea; Mauricio Farah Gebara, Quinto Visitador General de la CNDH y Aarón Jiménez Paz, director general del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos.