El Universal
MEXICO, DF.- En México hay una crisis de fondeo para las microfinancieras, afirmó María del Carmen Díaz Amador, coordinadora general del Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario (Pronafim) de la Secretaría de Economía. De las 200 microfinancieras que dan servicio en el país, 150 lo hacen mediante el Pronafim.
"Si las dejamos de fondear 70 de estas 150 instituciones de microfinanzas morirían, sobre todo las más chicas", alertó.

Peor aún, al perder su capital de trabajo, se paralizarían las 400 mil microempresas que atiende el programa. Para 2009 el presupuesto del Pronafim está blindado.

Incluso, con la caída de 300 mil millones de pesos para el presupuesto federal del próximo año, la coordinadora del programa confía en la continuidad del apoyo federal a las microempresas.