Notimex
México.- En México sólo se ha explorado 25 por ciento del territorio susceptible de tener yacimientos petroleros, consideró John Saxe-Fernández, del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) de la UNAM.
Añadió que el país tiene un gran historial en materia de hidrocarburos y frente a ello es indispensable tomar en cuenta que no se ha invertido lo suficiente en exploración y perforación, porque Petróleos Mexicanos (Pemex) está sometida a un proceso de desmantelamiento, empezando por el aspecto fiscal.

Al participar en la mesa redonda "Recursos naturales de cara al siglo XXI", destacó que México, localizado en los lugares más bajos en cuanto a reservas, se ubica entre los primeros cinco suministradores de petróleo. No obstante, gran parte de ese recurso se consume internamente.

En un comunicado, el experto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dijo que a pesar del bajo aprovisionamiento de hidrocarburos se realiza una gran extracción, de casi cuatro millones de barriles diarios, aunque ha disminuido en los últimos años.

En contraste, en los Emiratos Arabes Unidos la reserva es de 97 mil millones de barriles, y produce 2.76 millones de unidades al día; y Kuwait, que tiene 96 mil millones, genera 2.51 millones.

En ese sentido, Alejandro Alvarez, académico de la Facultad de Economía, comentó que es un contrasentido que un país ubicado en los primeros cinco lugares en el mundo en producción y exportación de hidrocarburos, cuente con niveles de reserva para no más de 12 años.

Se trata de "una relación típicamente colonial", pues si se tiene una reserva para tan poco tiempo, se debería usar en cadenas de generación de mayor valor agregado y "no exportarlo crudo, porque no tiene ningún sentido", refirió.

Planteó que si se comparan las reservas de América con las de Medio Oriente, los niveles de obtención son altos. La relación reserva-producción es de 21 años en el caso de América; de 79 en Medio Oriente, y 32 en Africa.

El caso del gas es similar, es decir, se habla de provisiones bajas comparadas con las de Euroasia y Medio Oriente; sin embargo, la generación es alta, opinó. "Se tiene un nivel bajo en relación con las regiones donde se concentran los grandes volúmenes".

Si se analiza la situación del continente americano, ésta tiene implicaciones depredadoras de un recurso que está entrando en un pico de caída, y que plantea otro problema importante: la transición energética, expuso.