Madrid, España.- El artefacto que causó importantes daños materiales en los juzgados de la localidad de Bergara, en la provincia vasca de Guipúzcoa, estaba compuesto por quince kilos de amonitol, un explosivo de alto poder destructivo, informaron a Efe fuentes de la investigación.
Las mismas fuentes atribuyen el atentado de hoy, el primero de 2008 perpetrado en España, al "comando Vizcaya" de la organización terrorista ETA, responsable de varias explosiones en los últimos meses en el País Vasco.

El explosivo, que causó daños tanto en las instalaciones de los juzgados como en locales y automóviles próximos, estaba compuesto por amonitol, una mezcla de amosal y nitrometano.

Las fuerzas de seguridad españolas tienen la certeza de que el nitrometano, que tiene un "efecto multiplicador" en los artefactos explosivos, procede del robo que ETA cometió el pasado mes octubre en Francia.

El amonitol, hasta entonces nunca utilizado por la banda terrorista, fue detectado en un barril de cerveza cargado con 35 kilos de explosivo y que fue localizado el pasado 31 de enero en la localidad de Getxo, en la provincia vasca de Vizcaya.

Las fuerzas de seguridad españolas barajan la hipótesis de que el reconstruido "comando Vizcaya", especialmente activo desde el pasado verano, cuenta con un núcleo estable integrado por los presuntos etarras Jurdan Martitegi y Arkaitz Goikoetxea.

La explosión se registró poco después de la medianoche y veinte minutos después de que una llamada anónima alertase a los bomberos guipuzcoanos de la colocación del artefacto.

En las grabaciones de las cámaras de seguridad de los juzgados puede verse cómo un individuo joven que ocultaba su cara con una capucha depositó dos mochilas con los explosivos junto a la puerta del inmueble y abandonó el lugar rápidamente.

La explosión se ha producido horas antes de que el Tribunal Supremo español escuche las alegaciones del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV) y de Acción Nacionalista Vasca (ANV), presuntamente vinculados a Batasuna, considerada brazo político de la banda terrorista ETA.

La Fiscalía y los servicios jurídicos del Estado han presentado ante el alto tribunal sendas demandas de ilegalización de PCTV y ANV a fin de evitar que el entorno de ETA pueda estar presente en las elecciones generales del próximo 9 de marzo.

El Tribunal Supremo podría adoptar medidas cautelares como el embargo de las cuentas de ambas formaciones y el cierre de sus sedes.

También hoy, el juez de la Audiencia Nacional española Baltasar Garzón decretó a suspensión por tres años de las actividades de Acción Nacionalista Vasca (ANV) y el Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV).