Notimex
En una entrevista con el diario NYT que será publicada mañana, el presidente de EU dijo que su gobierno podría requerir de otros 750 mil millones de dólares para estabilizar el sistema financiero.
Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sugirió que el rescate bancario podría superar el billón de dólares y consideró que la estabilidad de ese sector está aún lejana.

En una entrevista con el diario The New York Times que será publicada mañana, Obama señaló que su gobierno podría requerir de otros 750 mil millones de dólares para estabilizar el sistema financiero.

El gobierno estadounidense ha destinado hasta ahora a ese objetivo unos 700 mil millones de dólares, de los cuales una mayoría se ha dedicado a inyectar fondos a los bancos a fin de evitar que se declaren en quiebra.

Durante el diálogo con el Times, realizado el viernes a bordo del avión presidencial en ruta hacia Ohio, el mandatario expresó su confianza en que el país podrá superar este trance, aunque evitó dar plazos.

"Nuestra expectativa es que tendremos instalados los pilares para la recuperación este año", dijo el mandatario en la entrevista, que fue dada a conocer parcialmente por el diario en su sitio electrónico.

Al ser consultado sobre el presupuesto de egresos para el próximo año, en el que el gobierno incluyó una partida de 250 mil millones de dólares para un fondo de contingencia para asistir a bancos en problemas, Obama aseveró que "no tenemos razón para revisar esos cálculos".

Pidió además prudencia a los estadounidenses, en particular en lo que se refiere a sus finanzas personales frente a las fuertes pérdidas registradas en días pasados en los mercados bursátiles.

Sin embargo, consideró que "la gente no debería guardar su dinero en los colchones y dejar totalmente de gastar".

Obama dijo que pese a la severidad de la crisis y el difícil inicio que ha tenido su gobierno, él mantiene la confianza de que el trance podrá ser superado y aseguró que los problemas que enfrenta no le quitan el sueño.

"Desearía tener el lujo de tener que hacer frente a una moderada recesión, y hacer sólo frente al sistema de cuidado médico o energía, Irak o Afganistán, pero no tengo ese lujo y creo que los estadounidenses tampoco", puntualizó.