LA JORNADA
México, D.F. .- Entre enero y septiembre de este año, empresas y ciudadanos mexicanos transfirieron a sus cuentas en bancos del exterior recursos por un monto equivalente a 11 mil 800.34 millones de dólares, reveló este viernes el Banco de México. La cantidad fue superior, para efectos comparativos, al ingreso de divisas por concepto de nueva inversión extranjera durante el mismo periodo, indicó el banco central, que también dio cuenta de una nueva disminución en el dinamismo de las remesas familiares que llegan desde Estados Unidos.
La salida de divisas desde México hacia cuentas de particulares, personas y empresas, en el exterior durante los tres primeros trimestres de 2007 es la de mayor cuantía en los últimos 10 años, de acuerdo con la información del banco central.

Sólo en el tercer trimestre de 2007, los "activos" financieros de mexicanos en bancos fuera de México aumentaron en seis mil 464.8 millones de dólares una cifra que contrasta con la reportada en el mismo periodo de 2006, cuando lo ocurrido fue exactamente lo contrario: ciudadanos y empresas mexicanas trajeron al país desde sus cuentas bancarias en el exterior tres mil 561.9 millones de dólares, reportó el banco central.

Así, en los tres primeros trimestres de 2007 las salidas de divisas hacia cuentas bancarias fuera de México, un renglón en que también se incluyen las operaciones que realiza el gobierno federal, sumaron 11 mil 880.33 millones de dólares, cantidad que superó en 62 por ciento a la registrada entre enero y septiembre de 2006, cuando la transferencia alcanzó 7 mil 263.6 millones de dólares.

En los tres primeros trimestres del año, por contraste, el ingreso de divisas al país por el rubro de "nuevas inversiones extranjeras" fue de 7 mil 307.06 millones de dólares, cantidad inferior a lo que los residentes mexicanos enviaron durante el mismo lapso a cuentas bancarias en el exterior.

La información del banco central sólo ofrece los datos del flujo de divisas y no abunda en explicar la causa de esa transferencia de recursos desde México hacia cuentas bancarias en el exterior. De manera no oficial, una fuente de la institución comentó que el movimiento refleja el dinamismo del comercio exterior del país y también el mayor valor de las operaciones de firmas mexicanas en otras naciones.

Los datos reportados por el banco central muestran que en lo que va de 2007 se ha incrementado la transferencia de recursos hacia cuentas bancarias del exterior, en comparación con años previos. Los 11 mil 800.33 millones de dólares que salieron entre enero y septiembre pasados superaron en 62 por ciento a los del mismo periodo de 2006 y en 71 por ciento a los 6 mil 880.9 millones de dólares que fueron transferidos a bancos del extranjero en los mismos meses de 2005.

Para efectos comparativos, el envío de divisas por parte de residentes en México fue de 7 mil 888.9 millones de dólares en todo 2006; de 4 mil 402.5 millones de dólares en 2005 y de 5 mil 579.3 millones de dólares en 2004.

Contrario a esa tendencia, en 2003 los residentes en México trajeron de sus cuentas bancarias en el exterior 7 mil 457.1 millones de dólares; algo similar ocurrió en 2002, cuando repatriaron 10 mil 773.3 millones de dólares.

Nuevamente en 2001 se registra una salida de recursos desde México hacia cuentas bancarias en el extranjero, en ese año por mil 511.7 millones de dólares. En 2000 ocurrió un regreso de fondos desde cuentas bancarias foráneas, por 3 mil 549.7 millones de dólares. En 1999 salieron hacia instituciones bancarias foráneas 3 mil 37 millones de dólares y en los dos años previos, 1998 y 1997 se reportan en los datos del banco central repatriaciones de recursos desde cuentas bancarias extranjeras, por 155 millones y 4 mil 859.6 millones de dólares.

El Banco de México, al informar sobre la evolución de la balanza de pagos -una cuenta que registra el ingreso y salida de divisas por operaciones de comercio exterior, turismo, movimiento de viajeros, operaciones de deuda y transferencias- reportó un menor dinamismo en el movimiento de remesas, en línea con lo que ha venido ocurriendo desde finales de 2006.

En el tercer trimestre de 2007, las remesas familiares sumaron 6 mil 339 millones de dólares. Esta cantidad representó un incremento anual de 2.7 por ciento, luego de que en la primera mitad del año habían aumentado en 0.7 por ciento.

En una medición más amplia, el flujo de remesas ha ido más lento que en ejercicios previos.

Entre enero y septiembre ingresaron al país remesas por 18 mil 198 millones de dólares, lo que significó una alza de 1.4 por ciento en relación con la cifra reportada en el mismo periodo de 2006. Sin embargo, en septiembre del año pasado, la tasa de crecimiento anual de las remesas fue de 10.6 por ciento, añadió el banco central