Washington, EU.- La Casa Blanca calificó de "extraña" la decisión del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, de cerrar su embajada en Bogotá y enviar tropas a la frontera colombiana tras la muerte del portavoz de las FARC "Raúl Reyes" en Ecuador.
En declaraciones desde el rancho del presidente George W. Bush en Crawford (Texas), el portavoz del Consejo Nacional de Seguridad, Gordon Johndroe, opinó que es "una reacción extraña de Venezuela a los esfuerzos de Colombia contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)".

Las FARC, recordó Johndroe, son "un organización terrorista que sigue reteniendo rehenes colombianos, estadounidenses y de otros países".

Las fuerzas colombianas bombardearon una base clandestina rebelde del grupo guerrillero en el territorio ecuatoriano de Angostura, a unos tres kilómetros de la frontera.

La incursión de tropas colombianas para rescatar los cadáveres de dos líderes guerrilleros, "Raúl Reyes" -considerado "número dos" de la organización- y "Julián Conrado", desató una intrincada escaramuza diplomática entre Quito y Bogotá.

El Gobierno del presidente Alvaro Uribe presentó excusas al Ejecutivo ecuatoriano de, Rafael Correa, por la incursión de "helicópteros colombianos" y militares en este país, para verificar la operación militar y llevarse los cadáveres de "Reyes" y de "Conrado".

Correa arremetió contra Uribe, afirmando que Colombia bombardeó su territorio y que "masacró" al grupo de guerrilleros mientras dormían.

El presidente ecuatoriano retiró a su embajador de Bogotá, Francisco Suéscum, y ordenó la expulsión del colombiano en Quito, Carlos Holguín, además del reforzamiento militar de la frontera.

Venezuela se involucró también en el conflicto, después de que el presidente Hugo Chávez diera la orden de enviar tropas a la frontera con Colombia a raíz de la muerte de "Raúl Reyes".

Chávez ordenó el domingo el cierre de la Embajada de Venezuela en Bogotá y la movilización de "10 batallones" militares hacia la frontera, después de acusar a Colombia de haber "violado la soberanía" de Ecuador con esta operación militar.