El Universal
El joven afroamericano Rodney Bradford, 19 años, quien fuera acusado de cometer un crimen, probó su inocencia gracias a un posteo que realizó en la red social en el preciso instante en que el robo fue cometido

MÉXICO.- El joven neoyorquino Rodney Bradford, 19 años, un ferviente seguidor de la red social Facebook, logró salvarse de ser sentenciado por un robo a mano armada del que se le acusaba, gracias a un posteo que realizó en la red social en el preciso instante en que el crimen fue cometido, por lo que pudo probar su inocencia y salir en libertad después de haber permanecido 12 días tras las rejas:

"Fue miserable lo que hicieron, si no fuese por Facebook todavía  estaría en la cárcel, declaró el molesto joven acerca del incidente en que fue involucrado, donde salió libre de cargos, gracias a que  pudo comprobar, que al momento del asalto  se encontraba en el departamento de su padre en Manhattan y no en el barrio de Brooklyn como en un principio se creyó:

"Facebook salvó a mi hijo. Casi siempre les gritamos a nuestros hijos `estás en la computadora'. Esto fue totalmente diferente, si no hubiera sido por Facebook, mi hijo no estaría aquí", comentó Ernestine Bradford, madrastra del joven, quien por primera vez aplaudió la adicción de su hijastro por el Internet.