Aún no se sabe la causa del accidente que dejó a 12 muertos en la planta eléctrica de Sayano-Shishenskaya, en Rusia; autoridades dicen que tardarán años en reparar tres turbinas, de 10 que tiene el complejo eléctrico
MOSCU.- La empresa propietaria de la mayor planta hidroeléctrica de Rusia dijo que hay pocas posibilidades de que los 64 trabajadores desaparecidos tras un accidente laboral puedan ser encontrados con vida.

El vocero de RusHydro Yevgeny Druzyaka indicó  que la búsqueda de los desaparecidos sigue en curso aunque las posibilidades de encontrarlos con vida son mínimas.

El accidente ocurrió durante obras de reparación y murieron al menos 12 personas en la planta del sur de Siberia, la mayor de Rusia.

No se determinó la causa del accidente en la planta de Sayano-Shushenskaya. Varios investigadores federales dijeron que un transformador explotó el lunes durante las labores de reparación destruyendo muros y el techo de una sala de máquinas donde se encontraban las turbinas de la planta, lo que causó que la sala se inundara.

RusHydro dijo que la inundación se debió a un aumento en la presión de los tubos de agua.
Se confirmó la muerte de 12 trabajadores y otros 64 continúan desaparecidos, dijo el ministro ruso de Situaciones de Emergencia, Sergei Shoigu, a la agencia noticiosa Itar-Tass. Mientras tanto los socorristas recorrían la sala de máquinas en busca de los trabajadores desaparecidos.
Algunos murieron ahogados y otros aplastados por los escombros, informó el vocero del ministro, Roman Dotsov, y agregó que 14 supervivientes se encuentran hospitalizados.

El accidente apagó la estación hidroeléctrica que suministra energía a importantes plantas productoras de aluminio. El gobierno dijo que se empleaban los suministros de energía de otras plantas para cubrir la escasez, pero se reportaron apagones en la región.

El dique de la planta, que se extiende casi un kilómetro en el río Yenisei, no resultó dañado y el accidente no representa una amenaza para las ciudades al sur del río, dijo Shoigu.

Pero el accidente produjo un derramamiento de petróleo y una mancha del combustible de 25 kilómetros cuadrados que flotaba sobre el río, informó el ministerio de Recursos Naturales.

Dos de las 10 turbinas de la planta resultaron destruidas y una tercera fue dañada seriamente, dijo Vasily Zubakin, director gerente de RusHydrop.

Shoigu dijo que las reparaciones serían difíciles. ''Probablemente estamos hablando de años, no meses, para restaurar tres de las 10 turbinas'', señaló a la televisión estatal.