Foto: Internet
Agencias
El inventor alemán diseñó y patentó el primer prototipo de consola de la historia en 1970, que dos años más tarde se conocería como el Odyssey.
El alemán Ralph Baer, considerado como el padre de los videojuegos gracias a su invención de la primera consola casera de entretenimiento electrónico, murió a los 92 años en su casa de New Hampshire, en Estados Unidos.

Su amigo, el historiador Leonard Herman, difundió la noticia del fallecimiento del ingeniero e inventor a través de un mensaje en Facebook. Ralph era un hombre generoso, fantástico y brillante, indicó Herman. Podías pasar horas junto a él y olvidar que estabas con un hombre de su edad. Tenía un entusiasmo juvenil, añadió.

Tras huir de la Alemania nazi junto a sus padres y hermana, Ralph Baer llegó a Nueva York en 1938 y durante su adolescencia comenzó a trabajar reparando aparatos electrónicos. En 1943, fue reclutado para combatir en la Segunda Guerra Mundial, en el área de inteligencia militar. En 1949 se graduó con una licenciatura de Ciencias en la Ingenieria del Instituto de Tecnología de Televisión Americana de Chicago y comenzó su legado en el mundo de la tecnología.

Baer diseñó y patentó el primer prototipo de consola de videojuegos el 10 de agosto de 1970, conocida como Brown Box, la cual fue comercializada dos años más tarde por Magnavox con el nombre de Odyssey. Este hecho hizo que la revista Popular Electronics lo apodara como el Thomas Edison de los videojuegos domésticos en 1980.

Pero el Odyssey no fue el único invento de Ralph Baer con el que aportó a la industria de los videojuegos, ya que también fue pionero en el desarrollo de periféricos con su pistola de luz para la mencionada consola. Como inventor también trabajó en el mundo de la juguetería y fue quien diseñó uno de los productos más populares del siglo XX: el famoso _Simon, fabricado por la compañía Milton Bradley.

Baer recibió numerosos premios durante su vida, entre los que figuran dos reconocimientos del Instituto de Ingeniería Eléctrica y Electrónica (IEEE) por su trabajo pionero en electrónica, el premio a la trayectoria de la Conferencia de Desarrollo de Videojuegos, y una medalla entregada en 2006 por el entonces presidente George W. Bush por su trabajo innovador en la creación, desarrollo y comercialización de los videojuegos.

Fuente: Peru21