Sherice Sánchez/Excélsior
Borja insistió en que durante este año, Mexicana buscará diferenciarse completamente de sus competidoras, con tal de ganarse la lealtad de sus clientes.
México, D.F. .- En medio de un panorama en el que las aerolíneas nacionales siguen bajando las tarifas de manera considerable con tal de incentivar la demanda de usuarios, Mexicana insistirá en apostarle a la mejora en la calidad de su servicio como principal herramienta para atraer clientes, aseguró Manuel Borja Chico, director de la empresa.

Durante su participación en la Tercera Conferencia Anual de Viajes Corporativos de la National Bussines Travel Association (NBTA) México, el directivo argumentó que durante 2009 se verán los peores efectos de la crisis, "por lo que se necesitan buenas estrategias para que haya recuperación, y en Mexicana creemos que a través de dar un mejor producto nos podremos beneficiar".

Enfatizó que a pesar de algunos pronósticos indican que los primeros signos de recuperación en la economía global podrían presentarse en el segundo semestre del año, "lo más seguro es que así no suceda".

Ante ello, aseguró que su empresa apuesta a que el cambio en la flota de Click, los nuevos vuelos hacia Europa, su entrada en la alianza One World, el inicio de operaciones de su nueva firma Mexicana Link y la renovación de sus sistemas de reservaciones, será su principal fortaleza ante sus competidores.

Agregó que las estrategias que buscarán aumentar los ingresos de la compañía "serán el corazón del área comercial", por lo que desde hace algunos meses se practicaron cambios en los incentivos que recibían las agencias y otros canales de distribución de la aerolínea.

Borja insistió en que durante este año, Mexicana buscará diferenciarse completamente de sus competidoras, con tal de ganarse la lealtad de sus clientes.

"Nos dimos cuenta que tenemos atributos como puntualidad, seguridad y buenas rutas. Pero eso no nos diferencia de las otras firmas, porque son cosas que no reconoce la gente. Por eso ahora nos hemos propuesto ser una aerolínea que no le genere estrés a sus pasajeros, sino ofrecerles los servicios de la manera más simple", dijo.

Además, afirmó que los cargos por combustible que implementaron las empresas aéreas en 2008 a raíz del incremento considerable en el precio de la turbosina desaparecerán a lo largo de este año, por lo que se espera que las tarifas en el sector sean más atractivas, sin que ello implique rebajarlas a costa de todo.

Con su integración a la Red de Mantenimiento, Reparación y Servicios Mayores de la armadora de aviones Airbus, y con la apertura de su base de mantenimiento en Guadalajara, Mexicana prevé aumentar en 25 por ciento su capacidad en servicios aéreos.

Borja comentó que aún cuando habrá menos aviones volando este año debido al fracaso de algunas empresas, "la entrada a la red es una gran oportunidad para atraer a más clientes".