Era la primera vez que disputaba un título fuera de Chicago, y como lo hacía habitualmente, subió al cuadrilátero con un sombrero mexicano y acompañado de música de mariachi.
Chicago, EU.- La familia de un boxeador méxico-americano de Chicago que murió durante un combate aficionado en Filadelfia decidió hoy donar sus órganos a varias personas, entre ellas un tío que estaba en la lista de espera de un riñón.

En un comunicado, el hermano del boxeador Francisco "Paco" Rodríguez dijo que "aunque perdimos trágicamente a Paco, pudimos hacer un increíble regalo de vida a otro miembro de la familia".

Alex Rodríguez dijo además que otros órganos fueron donados a por lo menos siete personas.

Paco Rodríguez ,de 25 años, conocido como "El Niño Azteca", murió el domingo de lesiones recibidas dos días antes durante una pelea por el título súper gallo de la USBA.

Era la primera vez que disputaba un título fuera de Chicago, y como lo hacía habitualmente, subió al cuadrilátero con un sombrero mexicano y acompañado de música de mariachi.

En el décimo asalto el boxeador se sintió mal y aunque su entrenador arrojó la toalla y pidió auxilio médico, Rodríguez cayó en coma y no se recuperó.

Paco Rodríguez era considerado una estrella ascendente del boxeo aficionado de Chicago, ganador del título nacional Golden Gloves a los 17 años de edad.

Había logrado además varios títulos locales y un lugar en las eliminatorias de 2004 para integrar el equipo olímpico de los Estados Unidos.

Su padre Evaristo Rodríguez fue boxeador profesional en México y Estados Unidos, y su hermano Evaristo Jr. también ganó el campeonato nacional Golden Gloves.

Ambos estaban en su rincón durante la pelea de Filadelfia.

"Lo llamábamos el Niño Azteca por su cara de niño, pero espíritu guerrero", dijo a periodistas el boxeador Freddy Cuevas, quien frecuentaba el mismo gimnasio de entrenamiento en el parque Garfield de Chicago.

Rodríguez estaba casado y tenía una hija de cinco meses de edad.