México, D.F. .- Los empresarios mexicanos Alberto y Moisés Saba, padre e hijo, elevaron hoy el precio de su oferta por Aeroméxico en un 0,15%, equivalente a unos 245.000 dólares de los casi 160 millones de dólares que había ofrecido, para superar la de Banamex y un grupo de inversores.
La familia Saba informó a la Bolsa Mexicana de Valores que decidió incrementar el precio por acción de 1,7569 pesos a 1,7596 pesos (de 0,1611 a 0,1614 dólares) y amplió el plazo de la oferta hasta el 16 de octubre.

El 22 de agosto de este año, la familia Saba ofreció 99 millones de dólares por Aeroméxico, pero el 14 de septiembre el banco Banamex, filial de Citigroup, junto con otros inversores mexicanos, presentaron una oferta de 151 millones de dólares por la empresa.

En respuesta, los Saba aumentaron su propuesta a 160 millones de dólares, pero Banamex y los inversores la igualaron después.

A la pugna por Aeroméxico se sumó Mexicana de Aviación, propiedad del hotelero Grupo Posadas, que ha ofrecido 200 millones de dólares por la empresa y una inversión de 200 millones de dólares más para levantarla, propuesta que depende de la autorización de la comisión antimonopolio.

En medio de esta lucha, la acción de Aeroméxico en el mercado de valores cayó este jueves un 7,01%, después de que su precio bajó de 2,14 pesos a 1,98 pesos por título.

Por su parte, el sindicato de pilotos de México exhortó hoy a las autoridades mexicanas a que, previo a la venta de la aerolínea, analicen cada una de las ofertas con el fin de poder garantizar el crecimiento y fortalecimiento de la aerolínea.

"Hacemos un llamamiento enérgico a las autoridades correspondientes y a la propia CFC (Comisión Federal de Competencia) para que valoren cada una de las posturas y diferencien a los postores serios de quienes sólo buscan entorpecer el proceso de venta de la aerolínea", dijo a la prensa el portavoz de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores, Leonardo Sánchez.

Los pilotos de México "no estamos a favor de ningún comprador en específico, pero reconocemos que la oferta de Banamex es la mejor y tiene el compromiso serio de invertir capital adicional", opinó.

Sobre el ofrecimiento de Mexicana, lanzado por el empresario Gastón Azcárraga, el dirigente sindical dijo: "no podemos depositar nuestra confianza en él, porque luego de un año de la compra de Mexicana no ha capitalizado a la empresa".

Además sostuvo que Azcárraga "ha violentado y continúa violentando el contrato colectivo de trabajo" y consideró que "es palpable su desinterés hacia el crecimiento de la aerolínea".

El sindicato de pilotos firmó el año pasado un convenio de productividad con Aeroméxico que permitirá a la empresa ahorrar 99 millones de dólares en los próximos tres años.