El Universal
Ninguna es veinteañera, pero conservan su figura como si el tiempo no pasara por ellas

Ciudad de México Miércoles 12 de agosto de 2009
00:14 Para una mujer famosa de la farándula conservar su imagen resulta importante. En un medio lleno de glamour, la juventud y belleza se vuelven indispensables y aunque hay cirugías y tratamientos, existen algunas famosas por las que parece que el tiempo no pasa.

Y es que aunque ya no son veinteañeras, su figura y rostros siguen causando admiración por lo bien conservados que están.

Es sobre todo en el caso de las top models de los años 90 donde más puede verse el "fenómeno", y es que Naomi Campbell, Cindy Crawford y Claudia Schiffer, por mencionar algunas, lucen como hace más de 10 años.

Naomi apenas fue vista luciendo su imponente figura en la isla de Cerdeña, en bikini. Demostró porque en el auge de su carrera fue llamada la "Diosa de ébano".

Cindy Crawford es otra, que pese a tener ya dos hijos, no pierde la sensualidad de su cuerpo ni su belleza, por ello sigue siendo figura en campañas comerciales, al igual que la alemana Schiffer, quien aún no pierde vigencia en el competido terreno de las modelos.

A diferencia de ellas, su contemporánea Kate Moss ya muestra los signos de la edad, pero lo de ella se debe sobre todo a su vida llena de excesos, con fiestas y drogas incluidas.

En el caso de actrices y modelos, Jennifer Aniston es un caso sobresaliente pues a sus 40 años mantiene una figura sumamente esbelta, por lo que se ha dado el lujo de posar con muy poca ropa en revistas.

Halle Berry es otra de las "maduras" por las que el tiempo no pasa, ya que aún cuando es madre y tiene más de 40 años hace poco fue elegida como la mujer negra más sexy.

La italiana Monica Bellucci tampoco se queda atrás en aquello de proyectar su sensualidad, ya que hace un par de meses posó sin ropa junto a Sophie Marceau para promocionar una cinta. En una reciente imagen en topless de cuando iniciaba su carrera de modelo puede verse que la protagonista de Malena conserva su belleza.

Demi Moore no sólo se da el lujo de estar casada con un hombre mucho menor que ella, sino que a sus 47 años luce aún en buena forma física.

Pero como en todas las listas y recuentos también hay sus excepciones. Por ejemplo Madonna, pues si bien la Reina del Pop a sus 50 años tiene un cuerpo firme y musculoso, producto de su trabajo en el gimnasio, tanta labor le ganó críticas luego de ser captada con una blusa que dejaba ver las venas saltadas de sus brazos.

Otro caso es el de la ex conejita de Playboy Pamela Anderson, quien tiene una figura esbelta, producto de la frecuencia de las relaciones sexuales que sostiene según dijo ella misma, pero ya no es la misma rubia que cautivaba corriendo rumbo al mar en Guardianes de la Bahía. La celulitis en sus piernas y sus senos "transformados" le han traído bastantes críticas.