Alberto Silva / Vanguardia
Green Bay.- Brett Favre espera que los doctores del equipo lo den de alta pronto, al menos él dice que se siente en buenas condiciones: "Pienso que voy a estar bien. Afortunadamente, tendremos algunos días de descanso para reponernos, y ya se verá".
Favre se lastimó el codo de su brazo para lanzar y su hombro izquierdo en la derrota 37-27 el jueves por la noche, contra los Vaqueros, en Dallas, y su staff de coacheo pensó que ése sería el fin de la racha de 249 juegos como titular (todo un récord en la NFL), pero el quarterback de los Empacadores opinó en la página oficial del equipo que dentro de 9 días en el Lambeau Field podrá conseguir su juego 250 frente a los Raiders.

A pesar de la presión que sufrió en la primera mitad del juego contra Dallas, Favre había podido quitarse todos los contactos, hasta que le noquearon cuando quedaban 10 minutos del segundo cuarto, el cornerback Nathan
Jones hizo una penetración por el lado derecho, tackleó al mariscal de Green Bay justo cuando lanzaba el balón, que voló defectuoso justo a las manos de Terrence Newman y Favre caminó fuera del emparrillado sosteniendo su antebrazo derecho.

"Creo que me pegó con el casco, justo en el codo", dijo Favre. "Me pegaron en un nervio y perdí la sensibilidad en los últimos dos dedos. Aún me pulsa un poco (...) me parece que ahora estaré bien".

(Con Información de la página oficial / USA Today)