Green Bay, Fla.- Brett Favre logró imponer otra marca el domingo y los Packers de Green Bay apabullaron 34-0 a los Vikings de Minnesota, que sufrieron la lesión de su running back novato Adrian Peterson.
Favre empató a Dan Marino como los únicos quarterbacks en la historia de la NFL en lanzar pases para 60.000 yardas en sus carreras y los Packers (8-1) regresaron a su juego de pases cortos después de ganar sus dos encuentros anteriores con dos pases profundos de Favre.

Los Packers ganaban por 27-0 a finales del tercer período cuando Peterson atrapó un pase del quarterback de los Vikings, Brooks Bollinger, y el cornerback Al Harris lo derribó por debajo de la cintura, lo cual le provocó una lesión en la rodilla.

Después de quedarse tirado algunos minutos en el campo, Peterson fue llevado a la banca y ya no regresó al partido.

Fue otro duro golpe para los Vikingos (3-6), que tenían la esperanza de obtener algún impulso de la actuación anterior de Peterson, cuando corrió para 296 yardas para imponer una nueva marca de la liga en una victoria sobre los Chargers de San Diego este domingo pasado