Vanguardia/EFE
Madrid.- El poco juego de los toros, y la dificultad añadida del viento, son los argumentos de los tres toreros, López Chaves, Cesar Jiménez y José Pedro Prados "El Fundi", que actuaron este viernes en la plaza de Las Ventas de Madrid, para justificar el poco relieve que tuvo la tarde.
La queja de López Chaves es de lo más elocuente: "tanto miscompañeros como yo teníamos verdaderos sueños para esta corrida. Hasido una pena, porque no hemos tenido ningún toro que se hayadesplazado y haya querido coger bien la muleta. Y por si faltaba, elviento ha empeorado nuestra labor en el ruedo".

"No ha habido opción para estar a gusto. Una gran contrariedad,venir a Madrid tan ilusionado y encontrarse con estos toros. Por esosólo valía dar la cara, aguantar y estar firme con ellos. Creo queen este sentido, los tres lo hemos logrado", añadió López Chaves.

Más contrariado el tercer espada, César Jiménez, que inclusollegaba a entonar un exagerado "mea culpa", porque "venía con elcompromiso de estar bien con este tipo de ganado en Madrid. Pero alfinal, de salvar, nada. He estado bastante mal, sobre todo con elúltimo, aunque el toro ha sido también muy malo".

Jiménez añadió que "lo único que he intentado ha sido salvar losenganchones, pero el viento dificultaba también lo suyo. No heestado como esperaba, ni muchísimo menos", y terminó mirando ya susegundo compromiso, que será el próximo día 22, con los toros deSalvador Domecq. "Todavía tengo mucho que dar en esta feria. Hoy heperdido, pero otro día voy a ganar", finalizó.

Por su parte, el maestro de lidia, José Pedro Prados "El Fundi",abundaba en la opinión de sus compañeros, al decir que "esperaba unpoquito más de todo. De la corrida, del día... Y creo que he hecholo que se podía, y aunque ha habido momentos buenos, esperaba muchomás".

"El Fundi" aseguró que se hubiera ido contento "de habertriunfado rotundamente pero, de todas formas, creo que he hechocosas importantes y el público así lo ha reconocido, mostrándose muycariñoso conmigo"