Notimex
El líder cubano Fidel Castro advirtió hoy que si el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, no es reinstalado en su cargo una ola de golpes de Estado amenaza con barrer a muchos gobiernos de América Latina
La Habana.- El líder cubano Fidel Castro advirtió hoy que si el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, no es reinstalado en su cargo "una ola de golpes de Estado amenaza con barrer a muchos gobiernos de América Latina" .

"O quedarán éstos a merced de los militares de extrema derecha, educados en la doctrina de seguridad de la Escuela de las Américas, experta en torturas, la guerra psicológica y el terror" , afirmó Castro este sábado en su columna Reflexiones.

Con el título "Muere el golpe o mueren las Constituciones" , el ex mandatario cubano sentenció que si Zelaya, derrocado el 28 de junio por un golpe cívico-militar, no es restituido "la autoridad de muchos gobiernos civiles en Centro y Suramérica quedaría debilitada" .

Castro, quien cumplirá 83 años en agosto próximo, señaló en el sitio digital oficial cubadebate.cu que "los militares golpistas ni siquiera le prestarían atención a la administración civil de Estados Unidos" .

Y esto, en su opinión, "puede ser muy negativo para un presidente que, como Barack Obama, desea mejorar la imagen de ese país" , en el subcontinente.

"El Pentágono obedece formalmente al poder civil. Todavía las legiones, como en Roma, no han asumido el mando del imperio" , comentó el ex gobernante, ausente de la escena pública desde hace tres años.

Castro dijo que sería incomprensible que Zelaya admita ahora "maniobras dilatorias que desgastarían las considerables fuerzas sociales que lo apoyan y solo conducen a un irreparable desgaste" .

Sostuvo que mientras Obama, de viaje en Moscú, reconocía como único presidente constitucional a Zelaya, en Washington "la extrema derecha y los halcones maniobraban para que éste negociara el humillante perdón por las ilegalidades que le atribuyen los golpistas" .

"Era obvio que tal acto significaría ante los suyos y ante el mundo su desaparición de la escena política" , según el veterano dirigente revolucionario.

A juicio de Castro, "está probado que cuando Zelaya anunció que regresaría el 5 de julio, estaba decidido a cumplir su promesa de compartir con su pueblo la brutal represión golpista" .

Honduras -dijo- es hoy no solo "un país ocupado por los golpistas, sino además un país ocupado por las fuerzas armadas de Estados Unidos" y citó la existencia de la base militar de Soto Cano, conocida también por su nombre de Palmerola.

"¿Cuál es el objetivo de la base militar, los aviones, los helicópteros y la fuerza de tarea de Estados Unidos en Honduras? Sin duda que sirve únicamente para emplearla en Centroamérica. La lucha contra el narcotráfico no requiere de esas armas" , enfatizó.