Universal
En la actualidad, casi ninguna mujer está contenta con su cuerpo. Según una encuesta internacional, cuatro de cada cinco están insatisfechas con su apariencia física, sobre todo por culpa de algunos kilitos de más que se vuelven notorios en alguna parte de su humanidad.
Casi todas las mujeres poseen ciertas zonas anatómicas que prefieren ocultar de los demás o, al menos, disimular. En consecuencia, se someten a dietas alimenticias rigurosísimas o a ejercicios físicos agotadores que, lejos de estimularlas, las deprimen por los lentos o nulos resultados ante la báscula y la cinta métrica.

Cuando ese sea el caso, bien vale la pena echar mano de un truco efectivo y estimulante para salir de ese estado de ánimo: recurrir a la ropa que "adelgaza", que te estimulará a seguir adelante con la dieta y los ejercicios.

Existe una serie de recomendaciones generales que vale la pena tener bien en cuenta siempre:

* Lo ideal es concentrar la atención ajena en un punto "favorable", fuera de la "zona problema".

* Un hermoso y fulgurante juego de aretes (no confundas originalidad y atractivo con precio) hará que luzcas a la moda y que tu imagen tenga personalidad.

* Un esmerado maquillaje resalta alguna parte o todo el rostro.

* Las bufandas, las pañoletas y las mascadas como accesorio para el cuello concentran la atención sobre la parte superior del cuerpo, en especial, atraen hacia en el rostro.

* Los vestidos de escote bajo ayudan a resaltar un busto atractivo; si lo posees, no debes temerle a los tops.

* Las medias en tonos oscuros hacen ver las piernas más delgadas; los claros crean el efecto contrario.

* Los peinados altos ayudan a alargar la estatura y esbeltez; los sombreros producen el efecto contrario.

* Recuerda que los colores oscuros "adelgazan" mientras que los claros "engordan", y que las combinaciones monocromáticas son, por lo general, las mejores aliadas de una imagen elegante y favorecedora.

Si eliges bien, no hay cuerpo difícil

La moda es para seguirla, siempre y cuando ayude a estilizar tu figura; hay infinidad de trucos que siempre estarán vigentes.

Si tu cuerpo es recto y sin cintura, prefiere los pantalones de tela gruesa, las faldas tipo pareo o con pinzas, vestidos con línea `A', las telas con diseño horizontal o con un juego de líneas de un color más oscuro sobre la cintura para crear la ilusión óptica de que ésta es reducida, las blusas largas sobre faldas cortas, o viceversa; las blusas con bolsillos o adornos en la parte superior, las faldas abiertas en la parte delantera o en el costado, y las chaquetas cortas o largas, pero no de largo medio. Evita los cinturones anchos, los vestidos tipo tubo, las prendas demasiado ajustadas y los trajes rectos.

Si tus hombros son anchos, prefiere los vestidos de corte recto y mangas a medio brazo, y los colores oscuros en las faldas o pantalones y claros en la parte superior; así crearás una ilusión óptica de simetría en la figura. Evita los diseños con líneas horizontales; los hombros descubiertos, las mangas muy abultadas o en forma de globo.

Para esas piernas demasiado gruesas, prefiere los pantalones de corte recto, las faldas de caída suave, los diseños sencillos y los zapatos de tacón alto. Evita las faldas y las botas sobre la rodilla, las medias de colores que llamen la atención y los pantalones ajustados o entubados.

Cuando el problema es que tienes demasiado busto, opta por los los tonos oscuros y las prendas elaboradas en seda sobre el torso, los escotes en `V', los cinturones angostos, los botones pequeños y las chaquetas sueltas o semientalladas. Evita tanto los strapless como las prendas de jersey o de lana, ya que unas y otras se pegan al busto; las blusas de tubo, los adornos a la altura del busto (incluidos los bolsillos) y cualquier estampado en la parte superior del cuerpo. Además, las camisas y blusas deben ser lo más simple posibles, sin volados ni nada extra que pueda acentuar el volumen.

Para una figura "llenita", lo mejor son las prendas confeccionadas en telas suaves -como la seda, el rayón o el crepé-; los vestidos de silueta muy sencilla, los estampados pequeños, las blusas de manga larga que pueden combinarse con faldas oscuras y rectas, las chaquetas largas y las faldas y pantalones rectos. Evita en tu guardarropa los estampados grandes, los colores demasiado brillantes y los vestidos o blusas sin mangas. Recuerda que la ropa de colores oscuros ayuda, ópticamente, a "bajar" algunos kilos.

Las de "cuerpo de pera" (con torso delgado y caderas anchas), deben preferir las prendas que equilibren las partes del cuerpo: que se ajusten al torso por encima de las caderas, no abajo de ellas. Los pantalones han de ser bien sueltos, como los palazzos, que estilizan las piernas y equilibran la forma del cuerpo. Si eligen jeans, que tengan perneras anchas y que sean azul oscuro. A la hora de seleccionar faldas y vestidos, busquen los que tengan forma de A. Lo mejor es que eviten las camisas holgadas y los pantalones ajustados.

La estatura también cuenta

Si la idea es verte más baja, prefiere las camisas de mangas tres cuartos; así es menos probable que se vean cortas. Como complemento, agrega algún accesorio para las muñecas. Busca pantalones pescadores o capri, cuyo corte llegue justo por debajo de las rodillas. Las faldas con forma de A quedan muy bien en piernas largas. Evita las prendas con figuras o estampados longitudinales, es decir, líneas de arriba hacia abajo. Si te consideras demasiado alta, siempre lleva jeans a la cadera con camisetas largas y sandalias planas, o vestidos largos estilo hippie. Recuerda que las prendas de distintos colores para el torso y las piernas cortan las líneas y ayudan a "disminuir" la altura.

Si quieres lucir más alta, prefiere que la parte de arriba y de abajo de las prendas sean de colores parecidos. Cuando uses zapatos con tacones, la elección debe ser pantalones algo más largos que las piernas. Esto hará que te veas más alta y con piernas estilizadas. Los bolsos de corte baguette o tipo costal son los más recomendables. Evita las faldas, tanto muy largas o muy cortas; siempre deben llegar hasta lasrodillas. En cuanto al calzado, nada de correas al tobillo, porque cortan aún más la longitud; por lo contrario, ponte unos stilettos de punta afilada. Recuerda que las figuras longitudinales -pero simples y delgadas- "estiran" el cuerpo, mientras que la menor cantidad posible de accesorios ayuda a que las líneas se prolonguen sin interrupción.