CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Benedicto XVI anunció ayer que el Sexto Encuentro Mundial de las Familias se celebrará en México del 16 al 18 de enero de 2009 sobre el tema "La familia, formadora en los valores humanos y cristianos", indicó el Vaticano.
El Pontífice hizo el anuncio en una carta dirigida al presidente del Pontificio Consejo para la Familia, el cardenal colombiano Alfonso López Trujillo.

Al término del precedente Encuentro Mundial de las Familias, celebrado en España 2006, Benedicto XVI había anticipado que la reunión se iba a celebrar en México, pero sin precisar las fechas.

El Pontífice alemán, de 80 años, que suele viajar poco al exterior, tampoco indicó si va a participar en la reunión.

"Como primera escuela de vida y de fe, y como `iglesia doméstica', la familia está llamada a educar a las nuevas generaciones en los valores humanos y cristianos para que, orientando su vida según el modelo de Cristo, forjen en ellas una personalidad armónica", escribió el Papa.

"En unos momentos en que se advierte una frecuente disociación entre lo que se dice creer y el modo concreto de vivir y comportarse, el próximo Encuentro Mundial de las Familias se propone alentar a los hogares cristianos en la formación de una recta conciencia moral", advierte el jefe de la Iglesia Católica.

En la misiva, el Papa saludó en forma especial al cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo de México y deseó que el "proceso de preparación y la celebración del acontecimiento" esté iluminado "por la gracia del Señor".

Benedicto XVI participó en 2006 en Valencia en la ceremonia de clausura del Encuentro Mundial de las Familias, al que asistieron miles de familias provenientes de todo el mundo.

Los encuentros sobre la familia fueron impulsados en 1994 por el entonces papa Juan Pablo II y presididos por el cardenal López Trujillo, con el propósito de intercambiar experiencias, dialogar y profundizar el papel de la familia cristiana ante los retos que plantea el siglo XXI.

Roma en dos oportunidades, Río de Janeiro, Manila y Valencia fueron sedes de los anteriores encuentros familiares.