La Jornada
No importa ya que las localidades estén agotadas, lo mismo desde Berlín que desde la ciudad de México, los amantes de la llamada música culta podrán disfrutar a un costo menor de 10 euros por concierto, una quinta parte del costo real de cada entrada, temporadas completas de la agrupación fundada en 1882.
Berlín, Alemania.- La Filarmónica de Berlín, aclamada como la mejor orquesta del mundo, inauguró el pasado 6 de enero su Sala de Conciertos Digital (Digital Concert Hall).

El naciente espacio permitirá a los melómanos de todo el mundo seguir los conciertos en vivo a través de Internet.

No importa ya que las localidades estén agotadas, lo mismo desde Berlín que desde la ciudad de México, los amantes de la llamada música culta podrán disfrutar a un costo menor de 10 euros por concierto, una quinta parte del costo real de cada entrada, temporadas completas de la agrupación fundada en 1882.

Unas 2 mil 500 personas acudieron al concierto inaugural por Internet y hasta el momento se han registrado más de un millar de suscripciones a la primera temporada virtual, que tiene un costo de promoción de 89 euros y abarca 30 conciertos dirigidos por el titular de la Filarmónica de Berlín, el británico sir Simon Rattle, así como otros renombrados directores.

"Hemos registrado un notable interés en los países hispanoparlantes; tenemos más usuarios en Colombia que en Francia, pero también ha sido numerosa la participación desde México y Brasil", afirma Tobias Möller, director de mercadotecnia de la orquesta, a La Jornada.

El abono otorga al suscriptor el derecho a escuchar cuantas veces desee los conciertos de la temporada completa.

Por captar nuevos públicos

Desde agosto pasado comenzaron las grabaciones de conciertos, y aunque el recital inaugural en vivo tuvo lugar hace unas semanas, el suscriptor podrá acceder a un archivo virtual donde se encuentran hasta el momento 18 conciertos.

La agrupación se convierte así en pionera a escala mundial de una nueva era en la transmisión de conciertos en un momento en el que las nuevas tecnologías transforman a la industria musical registrándose una reducción notable en la venta de discos de música clásica.

"El objetivo es alcanzar un público internacional que no puede asistir a los conciertos ni a las giras de la filarmónica, cuyas entradas por lo general se agotan rápidamente", afirma Möller.

Así como el legendario Herbert von Karajan dio a la orquesta un sonido particular que la hizo famosa a escala mundial mediante numerosas grabaciones, el actual director, sir Simon Rattle, ha puesto énfasis en ir hacia el público y ahora lo hace con esta ofensiva virtual.

Sin embargo, la idea fue de Olaf Maninger, uno de los 12 chelistas de la Orquesta Filarmónica de Berlín y responsable de medios de la institución. "Son los músicos los que deciden e incluso quienes eligen a su propio director", recuerda Möller aludiendo a la autonomía de la agrupación.

Maninger propuso hace tres años hacer accesibles los conciertos a través de Internet. Alcanzar este objetivo ha estado lleno de obstáculos y desafíos, sobre todo de carácter técnico, como la instalación de cinco cámaras de alta definición, invisibles al público, que son manejadas a control remoto.

"No queríamos que hubiera camarógrafos, grúas o cables que distrajeran la atención de los músicos y del público que asiste a los conciertos", subraya Möller.

Algunos usuarios han reportado fallas y cortes en las transmisiones, pero Möller ofrece apoyo técnico si éstos se dirigen a la orquesta a su página en Internet. "Nos pueden enviar un correo electrónico en español, aunque nos tardamos más en responderlo, pues tenemos que traducirlo; en inglés, es más rápido", subraya.

Brahms, Mahler et al

Johannes Brahms tiene notable presencia durante los conciertos iniciales de la primera temporada virtual (en archivo); también hay obras de Mahler, Beethoven, Bartok y Wagner, entre otros. La transmisión anterior ocurrió el pasado 8 de febrero, con el coral El Paraíso y la Peri, de Robert Schumann, obra rodeada de misterio, pues hasta la fecha los expertos debaten si se trata de una ópera, un oratorio o de ambos.

Sin embargo, uno de los superlativos de esta temporada será el próximo 7 de marzo, cuando el joven talento venezolano Gustavo Dudamel dirigirá la orquesta con un programa que incluye obras de Rachmaninov, Stravinsky y Prokofiev, que contará con la solista Victoria Mullova, en el violín.

La temporada concluirá el 6 de junio con obras de Bartok y Ravel, Pierre Boulez estará en la dirección de la orquesta, que interpretará también composiciones del mismo Boulez.