Foto: Vanguardia/Archivo
La Jornada
Sin embargo, el INE señala que su registro será aprobado
México, DF. El Partido Encuentro Social recibió aportaciones monetarias de feligreses de diversas iglesias para realizar los trámites de registro ante el Instituto Nacional Electoral (INE), y además pretendió que dos ministros de culto participaran en sendas asambleas distritales constitutivas en calidad de presidente y secretario de las mesas directivas.

Revela lo anterior el proyecto de acuerdo de la Comisión de Prerrogativas del INE, constituida en examinadora de la solicitud que hizo esta agrupación política para obtener el registro como partido, que hoy será analizado y eventualmente aprobado en la sesión extraordinaria del Consejo General del instituto.

No obstante, el documento determina otorgar a Encuentro Social la inscripción, ya que asegura no haber encontrado elementos para acreditar la participación de asociaciones religiosas en su integración.

Refiere al mismo tiempo que el INE dará vista a la Secretaría de Gobernación (SG) para que determine lo que en derecho proceda en relación con las conductas de los ciudadanos citados.

El dictamen hace un recuento de los tramites efectuados para la obtención de la membresía y, entre otras cosas, destaca que el organismo electoral recibió denuncias de que en la conformación del partido intervinieron iglesias y organizaciones gremiales evangélicas encabezadas por Hugo Eric Flores Cervantes, quien como académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) promovió la liberación de los presos acusados de la matanza de Acteal y también firmó un acuerdo electoral con el PAN en 2006. Tras dicho proceso electoral fue nombrado oficial mayor de la Secretaría de Medio Ambiente, cargo del que fue destituido. Por falta de transparencia en su gestión fue inhabilitado como funcionario público por 10 años.

Además de la queja anterior, el INE recibió señalamientos de que Flores habría ofrecido 50 mil pesos a quien reuniera 300 personas para realizar asambleas distritales; asimismo, que logró la congregación de personas en dichos encuentros con el señuelo de que se les entregarían despensas, y que el logotipo de la agrupación utiliza el símbolo más importante del cristianismo.

Tras realizar las pesquisas del caso y un intercambio de información con la Secretaría de Gobernación, el documento refiere que Alejandro Martínez López, ministro de la Iglesia Cristiana de México, fue nombrado presidente para la asamblea del 28 de junio de 2013, en el distrito 14 del Distrito Federal, mientras que Jehu Báez Martínez, religioso de la Congregación Cristiana Testigos de Jehová, fue registrado como secretario de la asamblea anunciada para el 19 de diciembre de 2013 en el distrito 7 de Veracruz.

Aunado a ello, se observa que cinco integrantes de diversas iglesias hicieron aportaciones monetarias al partido, de alrededor de 4 mil pesos. El dictamen expresa que la participación de los ministros no constituye un elemento para negar el registro como partido a Encuentro Social, debido a que las citadas asambleas no se realizaron. Una fue cancelada con anticipación y otra no reunió el quórum.

Sobre quienes aportaron dinero, la comisión destaca que tampoco es un factor que impida la entrega de la membresía, ya que actuaron en forma individual en el ejercicio de su derecho de asociación. Sobre la entrega de despensas y dinero, se determina considerar inválidas las asambleas donde esto ocurrió.