La Jornada
Firmado el pasado noviembre, en su séptima convocatoria, dicho programa creado hace doce años (en 1996), ha tenido una serie de modificaciones en función de las experiencias que se han tenido con los propias compañías y según los funcionarios en turno de ambas instituciones encargados de darle continuidad.
México, D.F..- Agrupaciones con trayectoria superior a cinco y 15 años, constituidas como asociaciones civiles, con el compromiso de ofrecer un mínimo de 100 funciones al año, cubrir una asistencia por función del 25 por ciento respecto del aforo del teatro durante el primer año y del 30 por ciento, durante el segundo y tercero; así como el de invitar un máximo de cuatro grupos artísticos; además de entregar un reporte anual y estar obligadas a tomar un Diplomado de Formación virtual en Gestión Estratégica de las Artes Escénicas, son algunas de las cláusulas del renovado convenio entre el Fonca y el IMSS, que sustenta el programa Teatros para la Comunidad Teatral.

Firmado el pasado noviembre, en su séptima convocatoria, dicho programa creado hace doce años (en 1996), ha tenido una serie de modificaciones en función de las experiencias que se han tenido con los propias compañías y según los funcionarios en turno de ambas instituciones encargados de darle continuidad.

Durante las primeras experiencias diversos fueron los cuestionamientos que provocaron conflictos entre las agrupaciones teatrales y las instituciones convocantes.

La inexperiencia en la administración por parte de las compañías teatrales, el alto número de funciones y asistencia anual por cubrir, el considerado bajo presupuesto asignado, en contraste con el alto porcentaje que se debería entregar al IMSS, de los ingresos en taquilla, fueron algunos de los elementos de inconformidad.

En cierto momento, durante el gobierno de Vicente Fox, tales fueron los desacuerdos que las autoridades del IMSS declararon públicamente que los teatros que tienen a su cargo, la red de teatros más importante en Latinoamérica, integrada con 74 foros cerrados y al aire libre, propiedad de la Nación; "harían más de estacionamientos".

Según la actual Directora General del Fonca, Martha Elena Cantú Alvarado, para 2009 "se ha perfeccionado la convocatoria" del programa Teatros para la comunidad teatral, explicó a La Jornada.

"En ocasiones anteriores las agrupaciones recibían un monto de hasta 700 mil pesos anuales, ahora es de hasta de un millón de pesos".

Como requisito para recibir el recurso económico, los grupos "deberán presentar al Fonca una fianza expedida por la SHCP, del 10 por ciento del monto autorizado".

Los grupos también están obligados a tomar un Diplomado de Formación virtual en Gestión Estratégica de las Artes Escénicas, "para que éstos saquen un mejor provecho del presupuesto con el que cuentan".

Otros de los cambios es que sólo hay dos categorías de participación: compañías con trayectoria superior a los cinco y 15 años. Anteriormente podían participar agrupaciones que tuvieran o no, una trayectoria. El periodo de asignación de los teatros será de uno a tres años.

El IMSS de su presupuesto "destinará 150 mil pesos anuales a cada agrupación, para que éstas cubran los gastos de una plantilla de tres técnicos (audio, iluminación y tramoya), así como para promoción y difusión, poniendo a su disposición una cartelera en su página electrónica".

Dicho instituto igual se ha comprometido a "entregar los teatros en buenas condiciones, respecto a toda su infraestructura, así como el de darles el mantenimiento requerido".
Los grupos seleccionados, continúa Cantú Alvarado, "por primera vez deberán cubrir una asistencia por función de mínimo 25 por ciento respecto del aforo del teatro durante el primer año y del 30 por ciento, durante el segundo y tercero.

"En el caso de los proyectos de continuidad la exigencia será del 30 por ciento para el primer año, del 35, para el segundo y del 40 para el tercero"
Para los proyectos artísticos a desarrollarse en un año, "la exigencia será del 40 por ciento".

Como mínimo tendrán que ofrecer 100 funciones anuales, a diferencia de las casi 200 que antes se les requería. "Se vio que las anteriores exigencias estaban equivocadas", reconoció la funcionaria, "pues hay teatros del IMSS que no tienen público. Estábamos siendo injustos al exigirle a un grupo -que aún con el apoyo del Estado-, de un mes a otro cumpliera con un cierto número de funciones y asistencia".

Un requisito que se mantuvo es que "deberán entregar al IMSS, a través del Fideicomiso de Administración de Teatros y salas de Espectáculos (FIDTEATROS), el 20 por ciento de los ingresos en taquilla. El Fonca absorberá el 10 por ciento y el grupo el otro 10 por ciento".

A partir de está séptima convocatoria, "los grupos pueden hacer uso del teatro hasta por seis años".

"Antes no había límite, lo que generó inconformidad en algunos grupos que no podían acceder al apoyo, ya que algunas compañías que estaban haciendo bien su trabajo podían seguir haciéndolo sin fecha límite".

Luego de un estudio, el Fonca y el IMSS llegaron al acuerdo de que "seis años es un tiempo suficiente para lograr una planeación estratégica".

Para concluir, Martha Elena Cantú Alvarado aclaró que para este nuevo convenio ya no se usa la figura de comodatario, sino de usuario.