Redacción Vanguardia
Ford Motor Co. se quedará con su división de autos de lujo, Volvo Cars., y buscará a toda costa reactivar a la marca mediante una inversión millonaria para el desarrollo y perfeccionamiento de su tecnología automotriz, así como la concentración de campañas de promoción para los vehículos, informó la agencia ANE.
Con dicho anuncio, el conglomerado estadounidense, que actualmente espera recibir ofertas de compra-venta por parte de cinco corporativos privados para sus filiales británicas, Jaguar y Land Rover, aclaró las dudas que se han cimentado sobre el futuro de la firma sueca y su probable disyunción de la casa del "óvalo azul".

Allan Mullaly, director general de Ford, precisó que en breve se darán a conocer los detalles sobre el plan estratégico que se ha sistematizado para la reactivación de Volvo y el mejoramiento de sus finanzas. "Creo que se puede mejorar a Volvo aún más de lo que actualmente se mantiene", dijo Mullaly durante una conferencia telefónica de prensa. "Por lo pronto Volvo se quedará con Ford", puntualizó.

El ejecutivo adelantó que entre los planes congeniados para la reestructuración de Volvo, se encuentra una reactivación promocional de la firma para alcanzar mayor posicionamiento global; el establecimiento de una concesión administrativa para Volvo por parte de Ford para permitirle trabajar más independientemente y el incremento de mayor soporte del conglomerado estadounidense para Volvo en áreas como el departamento de desarrollo tecnológico y compras.

Finalmente se estipuló que dicho plan iniciará a partir del 2008.