Jesús Jiménez Alvarez
Saltillo, Coah.- De un total de 2 mil 163 solicitudes recibidas en la Bolsa de Trabajo del Ayuntamiento de Ramos Arizpe, se logró colocar a mil 354 personas en 42 empresas, entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de este año, dijo el alcalde Ricardo Aguirre Gutiérrez.
El funcionario expuso que el porcentaje indica una efectividad del 62%, pero destacó que "de los mil 354 jefes de familia que ya cuentan con un empleo, mil 162 son ramosarizpenses, y sólo 187 son personas procedentes de Saltillo, o sea que el 85% de esos empleos fueron ocupados por gente de nuestro municipio".

Aguirre Gutiérrez expuso que de las mil 354 personas colocadas a través de la Bolsa de Trabajo del propio Ayuntamiento, 776 son hombres y 578 mujeres, lo que indica una proporción de 58 y 42%, lo cual consideró un aspecto que habla de lo equilibrado de la fuerza de trabajo y de las oportunidades que se están abriendo a las mujeres en las nuevas industrias que están llegando a Ramos Arizpe.

El Munícipe estimó que en el número de solicitudes recibidas y personas colocadas, la Bolsa de Trabajo superará notablemente las estadísticas de 2007, pero dejó en claro que "la perspectiva para 2008 es por demás halagadora, porque se va a concretar un importante número de empresas que hoy están en proceso de construcción, lo que nos permitirá, cuando menos, incrementar las cifras en un 100%".

Habló de empresas como Afinia, Huntinton, Lennox y Flextronics, que en estos momentos registran importantes avances en la construcción y equipamiento de sus naves industriales, y que deberán comenzar operaciones en los primeros dos trimestres de 2008, "por lo cual el panorama es sumamente positivo en cuestión de nuevos empleos", apuntó.

Dijo que todos estos datos vienen a confirmar que "somos `el municipio del empleo', y en esto tenemos que reconocer que la administración municipal ha hecho grandes esfuerzos, porque las inversiones que hasta ahora hemos concretado, nos han significado incentivos por aproximadamente 20 millones de pesos, cantidad que ha dejado de ingresar, y que no vemos como un gasto, sino como una inversión".